Inici / Política / Estat / 24-M Galicia: expectación ante las mareas municipalistas
Sondeo de La Voz de Galicia para la ciudades gallegas en el 24-M
Sondeo de La Voz de Galicia para la ciudades gallegas en el 24-M

24-M Galicia: expectación ante las mareas municipalistas

Un análisis del panorama electoral gallego ante los comicios municipales de este 24-M, a través de una entrevista al politólogo Millán Fernández.

Los 314 concellos (municipios) gallegos eligen alcalde en la jornada electoral de este domingo. EL 24-M en Galicia viene  marcado por dos aspectos importantes, por una parte es necesario prestar atención a los casos de corrupción municipal (Pokemon, Campeón) que se han desarrollado en la última legislatura y que han afectado directamente a los gobiernos de Santiago, A Coruña (PP), Lugo (PSOE) y Ourense. Y por otro lado a la consecuente explosión de plataformas ciudadanas que llaman a la regeneración democrática desde las bases. “La formulación de los procesos de auto-organización ciudadana tiene como objetivo trasladar los ensayos de unidad popular al campo municipal y provincial- para entender el proceso de rebelión democrática“ afirma Millán Fernández.

Esta idea de recuperación democrática que está inundando las candidaturas del estado ya había cristalizado en Galicia en las pasadas elecciones de 2012, cuando la nueva formación de ANOVA- liderada por el histórico nacionalista gallego- Xosé Manuel Beiras- se unión en coalición con Esquerda Unida y AGE captó el voto de 200 mil gallegos y se colocó como tercera fuerza política con 9 diputados.

Tomando este proceso como ejemplo existe en el espectro electoral actual formaciones que coherentes con la idiosincracia gallega han nacido las respectivas Mareas. La pionera y con mayor proyección fue Marea Atlántica en A Coruña, seguida de Marea de Vigo, Marea de Pontevedra y un largo etc de formaciones de la misma estela con nombres diversos que se han ido agrupando hasta posicionarse como candidatas a las respectivas alcaldías no solo de las ciudades grandes sino en la mayoría de los municipios gallegos.

Dentro de estas formaciones se aglutina el voto de Esquerda Unida, que en una férrea y estratégica hazaña electoral ha conseguido posicionarse en coaliciones con opción a representación e incluso a gobierno – ya que en solitario se habría vuelto a quedar fuera por falta de votantes- también la formación de Beiras –Anova– se ha sometido a una integración total de todas las plataformas ciudadanas medianamente sólidas. Y en algunos casos también cuenta con el apoyo de Podemos, sin embargo en ciudades como Vigo, la formación que tiene como secretario general a Breogán Riobóo a nivel autonómico, ha decidido no formar parte de la Marea por discrepancias y falta de consenso, centrándose así en empezar a trabajar de cara a las autonómicas del 2016.

Una figura importante en estos comicios es la del Bloque Nacionalista Gallego. Con una candidatura ejemplar que ha captado la idea de renovación al menos a través de las redes sociales y con el eslogan “Depende de nós” (depende de nosotros) ha planteado una campaña en solitario con candidaturas en una inmensa mayoría de concellos. Coherente con su discurso en tanto que prioriza el eje nacional a supeditarse a fuerzas de índole más social e integrador que puedan difuminar su nacionalismo de base. Millán apunta que el BNG tiene profunda tradición y está consolidado y extendido por el país, pero si atendemos a la tendencia del ciclo electoral podría continuar con la caída en picado. Las encuestas presentan una bajada de sus representantes en todas las grandes ciudades –mantendrían representación pero quedaría entre 1 y 3 escaños- a excepción de Pontevedra, feudo por antonomasia del partido de Xavier Vence. Fernández Lores renovaría la alcaldía (la cual preside desde 1999) y podría alcanzar la mayoría absoluta.

Los últimos sondeos suscriben lo que Millán afirmaba: que las alternativas municipalistas con mayor capacidad de incidencia y de cambio en los resultados electorales sería Marea Atlántica (A Coruña) y Compostela Aberta (Santiago) “Las opciones que veo a día de hoy con más capacidad de intervención e influencia política son Marea Atlántica y Compostela Aberta. En los dos casos el trabajo desde la base, la articulación de los programas y los discursos, la elección de candidatos solventes y limpios de corrupción e o apoyo de fuerzas en auge son factores que suman, más de lo que restan. La clave es polarizar la campaña y buscar la confrontación directa con los gobiernos desocializadores y antidemocráticos del PP, inmersos en procesos de corrupción profunda, paralizados y que han dado una imagen penosa de las respectivas instituciones municipales y, por extensión, de las ciudades.”

Sondeo de La Voz de Galicia para la ciudades gallegas en el 24-M

Sondeo de La Voz de Galicia para la ciudades gallegas en el 24-M

En lo que respecta al partido popular, cuenta con hegemonía en tanto que se mantiene como fuerza más votada en la mayoría de concellos, y en las ciudades principales – sin embargo en estas las encuestas le auguran una pérdida de la mayoría-. Para Millán Fernández la medida del éxito de las alternativas municipalistas es que el PP no consiga formar gobierno. Además se ha visto sorprendido, una vez más, por la salida a la luz de prácticas clientelares y caciquiles con la “carretaxe” de votos en áreas del rural y a través de organizaciones religiosas y geriátricas.

Por otra parte las encuestas otorgan al Partido Socialista una mayoría en Vigo, ciudad en la que ya gobiernan – con un no poco polémico y ególatra alcalde como Abel Cabellero- una segunda fuerza en Ourense y un empate con el PP en Lugo a 10 escaños –donde hasta ahora y a pesar de estar salpicados por casos de corrupción también gobierna-. Es evidente que el Partido se encuentra en una profunda crisis identitaria. Desde la ejecutiva nacional del PSdG declaraban que favorecerían a gobiernos de izquierdas y este domingo podremos comprobar qué hay de cierto en esa afirmación. La cuestión es que los baremos pronostican que podrían ayudar a un cambio de gobierno en Santiago – dónde Compostela Aberta puede alcanzar los 8 concelleiros- y en A Coruña –dónde la Marea Atlántica se posiciona como segunda fuerza con entre 6 y 8 escaños-. Aunque también es cierto que en esta última los años de gobierno del socialista Paco Vázquez no son la mejor referencia para fiarse de las intenciones del Partido Socialista.

Otro aspecto a destacar es la aparición de Ciudadanos, que intentará ocupar una parte del espectro electoral que una fuerza como UPyD nunca llegó a alcanzar. Y es que las encuestas más positivas le otorgan entre 1 y 2 concelleiros en los gobiernos de las grandes ciudades en las que se presenta – de un total de 15 candidaturas se prevé que obtengan representación en Vigo, A Coruña y Lugo. Se trata de un partido, que siguiendo la tónica general no cuenta con candidatos conocidos y se nutre de ex ediles o militantes del Partido Popular o de Unión Progreso y Democracia.

Estamos ante un nuevo ciclo, afirma Millán. “Es cierto que el mapa electoral está dominado por el PP en las grandes ciudades a excepción de Pontevedra pero también se debe al ciclo de desmoronamiento del “zapaterismo”. En general las ciudades gallegas no son mayoritariamente conservadoras. Lugo y Vigo están gobernadas actualmente por el PSOE, pero hasta 2011 lo estaban también Ourense, Ferrol y A Coruña. Que sea a fuerza más votada, y no siempre, no indica una hegemonía social. Si es cierto que en el conjunto del país, contemplando la realidad política del rural, puede haber una hegemonía. Y aún así estuvo en cuestión a mediados de la década pasada, por ejemplo. Hay muchos factores que influyen en esa realidad: históricos, demográficos, de cultura, tradición y comportamiento político. Hay aciertos de la derecha y desaciertos en las fuerzas progresistas, es evidente. Y luego están los factores explicativos que tienen que ver con los mecanismos da alienación por un lado y por otro con la acumulación de poder político, económico e mediático por otra”.

Este domingo será un día importante, nos acercamos a una legislatura de pactos, a excepción de las tres ciudades que rozan la mayoría absoluta: Ferrol (PP), Vigo (PSOE) y Pontevedra (BNG), atenderemos a un escenario político cambiante, multicolor y que buscará romper con el hermetismo de la política municipal, al menos en las grandes urbes, ya que el rural sigue siendo un feudo complicado. A menos de una semana vista la fragmentación del voto es un hecho, y parece que la indecisión del electorado también.

*Todos las encuestas se pueden consultar en la página de Sondaxe.

Iris Rodríguez
Galega emigrada. Estudio periodismo en la UAB y Ciencias Políticas en la UNED. Intento escribir sobre cultura política, movimientos sociales y especialmente sobre feminismos.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*