Inici / Les Columnes / Porque la vida ya no es tan maravillosa

Porque la vida ya no es tan maravillosa

Mientras escribo estas líneas no puedo evitar que un sentimiento de tristeza, nostalgia y admiración a partes iguales recorra todo mi cuerpo. Justamente hoy se cumplen cinco años del fallecimiento del que probablemente sea el mejor narrador de baloncesto de todos los tiempos. Sí, estoy hablando del incomparable Andrés Montes.

La noticia de la  muerte de “El Negro”, tal y como era conocido en el mundillo periodístico, nos sacudió una mañana de octubre dejándonos desamparados a miles y miles de seguidores. No sólo se trataba de un periodista, Andrés cambió la forma de abordar las retransmisiones deportivas gracias a su carisma, su sentido del humor y su inagotable vitalidad.

Andrés Montes comenzó su andadura en las retransmisiones deportivas  en 1980 trabajando para la Cadena Cope, Radio Marca y Antena 3 Radio (acompañando a José María García). No obstante alcanzó la fama en 1995, narrando madrugada tras madrugada junto a Antoni Daimiel las retransmisiones de los partidos de la NBA para Canal+ España. Esta extraña pareja convivió 12 años en antena dejándonos frases célebres, conversaciones y momentos para el recuerdo como la narración de la final del sexto anillo de los Bulls de Jordan.

Su peculiar manera de entender el baloncesto le hizo ganar una gran cantidad de adeptos pero también de detractores, los cuales pensaban que su forma de narrar no se adecuaba a los estándares comunicativos de los medios. No importa, él era todo un jugón y sus arranques de genialidad y su eterna sonrisa dejaron huella en toda una generación de televidentes. Y es que tal y como se preguntaba él mismo cada madrugada ¿por qué todos los jugones sonríen igual?

Omar Naboulsi Hernàndez
Redactor a LaColumna.cat. Amant de l'esport en general, del basquetbol en particular.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*