Inici / Actualitat / Bahréin: Caminando entre arena y petróleo
Uno de los diversos vehículos antidisturbios que se encuentran por las calles. Alex Puig - LaColumna.cat
Uno de los diversos vehículos antidisturbios que se encuentran por las calles. Alex Puig - LaColumna.cat

Bahréin: Caminando entre arena y petróleo

Un diario de viaje de Àlex Puig

Por circunstancias de la vida, tuve la oportunidad de pasar una breve temporada en la isla de Bahréin. Un pequeño estado entre Qatar y Arabia Saudí situado en mitad de las aguas del Golfo Pérsico con poco más de 60 kilómetros de longitud compuestos por arena, petróleo y algún que otro bahreiní. Un territorio de contrastes abismales; de desorbitantes edificios, obras arquitectónicas modernas y jeques, hasta pueblos abarrotados donde escasea el agua, pasando por las evidentes desigualdades de género dignas de una monarquía islámica.

El edificio World Trade Center de Manama, la capital de Bahréin. Alex Puig - LaColumna.cat

El edificio World Trade Center de Manama, la capital de Bahréin. Alex Puig – LaColumna.cat

Algún que otro coche abandonado por las calles de Anwaj Island. Alex Puig - LaColumna.cat

Algún que otro coche abandonado por las calles de Anwaj Island. Alex Puig – LaColumna.cat

La capital, Manama, no es más que un cúmulo de gigantescos edificios financieros, tiendas, complejos y hoteles de lujo y alguna que otra mezquita. Una ciudad sin alma, de impecables calles desérticas y avenidas acompañadas por exuberantes céspedes. Una ciudad en la que muchos trabajan pero pocos viven. Un pequeño oasis seco, literalmente, pues el descomunal derroche de agua proviene de otros países situando a la isla en uno de los lugares con menos recursos hídricos del planeta.

Las solitarias calles de Manama. Alex Puig - LaColumna.cat

Las solitarias calles de Manama. Alex Puig – LaColumna.cat

Un grupo de personas fumando Shisha en uno de los numerosos locales de Manama. Alex Puig - LaColumna.cat

Un grupo de personas fumando Shisha en uno de los numerosos locales de Manama. Alex Puig – LaColumna.cat

El centro de Manama esta repleto de comercios variados. Alex Puig - LaColumna.cat

El centro de Manama esta repleto de comercios variados. Alex Puig – LaColumna.cat

A pesar del calor y la arena, los céspedes se mantienen verdes. Claro ejemplo del desmesurado consumo de agua. Alex Puig - LaColumna.cat

A pesar del calor y la arena, los céspedes se mantienen verdes. Claro ejemplo del desmesurado consumo de agua. Alex Puig – LaColumna.cat

Pero si salimos de su desértica capital, podemos encontrar a toda esa gente anónima que trabaja para mantener el sueño del país. Obreros y agricultores, principalmente, viven a las afueras de las ciudades controlados por una omnipresente policía, pues en Bahréin también se produjeron numerosos altercados a raíz de las revueltas de la Primavera árabe en 2011. Tanques, vehículos antidisturbios y numerosos todoterrenos iluminan las carreteras de azul durante la noche e intimidan durante el día, pues cada kilómetro cuenta con un policía acechando en la sombra con su metralleta reglamentaria.

Uno de los diversos vehículos antidisturbios que se encuentran por las calles. Alex Puig - LaColumna.cat

Uno de los diversos vehículos antidisturbios que se encuentran por las calles. Alex Puig – LaColumna.cat

Un grupo de obreros espera el autobús despúes de una jornada de construcción en una urbanización de lujo. Alex Puig - LaColumna.cat

Un grupo de obreros espera el autobús despúes de una jornada de construcción en una urbanización de lujo. Alex Puig – LaColumna.cat

Un camino agrícola en los alrededores de la ciudad de Manama. Alex Puig - LaColumna.cat

Un camino agrícola en los alrededores de la ciudad de Manama. Alex Puig – LaColumna.cat

Un territorio hostil, desértico y caluroso pero con una larga historia que se remonta a la época de la antigua Mesopotamia. Aunque parezca que Bahréin acaba de aparecer en tu mapamundi -o al menos yo no la conocía-, tiene un pasado enterrado entre sus bastas superficies de arena. Un ejemplo es el Fuerte de Bahréin, datado del siglo XVI; una excavación arqueológica digna de una película de Indiana Jones y un ejemplo que demuestra el importante enclave que fue antiguamente esta pequeña isla situada en las rutas comerciales entre Asia y Oriente Medio. Y al adentrarse más en el Fuerte y en sus cimientos, se llegaron ha encontrar fragmentos de tablas sumerias de escritura cuneiforme; los elementos que determinaron las bases de la civilización moderna hace más de cuatro mil años.

El fuerte de Bahréin. Alex Puig - LaColumna.cat

El fuerte de Bahréin. Alex Puig – LaColumna.cat

Un grupo de excavadores desentierra unas ruinas debajo del fuerte de Bahréin. Alex Puig - LaColumna.cat

Un grupo de excavadores desentierra unas ruinas debajo del fuerte de Bahréin. Alex Puig – LaColumna.cat

Un país en continua construcción, de áridos paisajes abrazados por un aire arenoso que no deja ver el sol. Un país de extremos y excesos en medio de la nada. Esto es Bahréin; poco más que un puñado de arena y petróleo.

Un perro callejero descansa bajo la sombra de una palmera. Alex Puig - LaColumna.cat

Un perro callejero descansa bajo la sombra de una palmera. Alex Puig – LaColumna.cat

La imagen de Salman Bin Hamad bin Isa al Halifa, el Califa, esta presente en muchas calles y autopistas. Alex Puig - LaColumna.cat

La imagen de Salman Bin Hamad bin Isa al Halifa, el Califa, esta presente en muchas calles y autopistas. Alex Puig – LaColumna.cat

Alex Puig Ros
Barcelona, 1994. Interessat en l'art i la cultura urbana, en la passió per conèixer i viatjar i en el món del fotoperiodisme. Apassionat del parapent i dels esports de risc. Redactor i fotògraf a LaColumna.cat.

2 comentaris

  1. Bahrein no és un califat. El titol de califa dins del món musulmà significa el de màxim lider religios, polític i militar, algo equivalent en occident a el titol de Papa de Roma pel catolicisme o fer-se dir emperador. Avui dia l’únic que es fa dir califa es el cap ‘Estat Islamic a Irak i qbans d’ell l’ultim que ho feia ba ser eo sobirà de l’Imperi Turc fins 1914. Obviamentt el cap d’estat de una petita illa com Bahrein no es fa dir califa, en qualsevol cas malik o emir.

  2. Alex Puig Ros

    Rectifico. Gràcies per l’aclaració!

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*