Inici / Societat / Moviments Socials / Barcelona dice NO al TTIP
Álvaro Imbert -lacolumna.cat
Álvaro Imbert -lacolumna.cat

Barcelona dice NO al TTIP

Barcelona ha sido una de las 550 ciudades de un total de 34 países, que convocaba ayer el Día Mundial de Acción contra el TTIP. En el estado español, más de 20 ciudades han celebrado sus respectivas concentraciones.

Suena “El Aguante” de Calle 13, la parte alta de Paseo de Gracia es ocupada por no más de mil personas. Banderas republicanas, independentistas, comunistas pero sobre todo carteles con mensajes – algunos más ingeniosos que otros- muy claros #NoTTIP. “Las personas y el planeta antes que el capital” reza la pancarta que encabeza la manifestación.

La marcha daba comienzo pasadas las cinco de la tarde y ha recorrido todo Passeig de Gràcia, siguiendo por Vía Laietana hasta acabar en Plaça Sant Jaume, casi dos horas más tarde. La afluencia ha sido considerable al final, con varios miles de personas llenando las calles.

Lo cierto es que el ambiente de la manifestación ha sido distendido, un gran número de agrupaciones sindicales como CCOO, el Front Civic de Catalunya, la Xarxa Socialista Unificada de Catalunya; partidos políticos como Podemos, Esquerra Unida o ICV y plataformas ciudadanas como los Yayoflautas, la Marea Groga – que aprovechaba para recoger firmas para la ILP de educación-  o la Marea Azul de los trabajadores de Movistar – en huelga indefinida desde el pasado día 7-. La cabecera de la manifestación estaba liderada por tres tractores de la Unió de Pagesos de Catalunya, que también quiso mostrar su rechazo al acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Alvara Imbert -lacolumna.cat

Álvaro Imbert -lacolumna.cat

_AIP9521 (2)

Álvaro Imbert -lacolumna.cat

Trabajadores de Movistar en Huelga eran un bloque de la manifestación – Álvaro Imbert -lacolumna.cat

Este proyecto económico se ha tratado de llevar en secreto y omitiendo información por parte de las instituciones, pero la presión ciudadana y la oposición de los grupos de izquierda en Europa han conseguido que el debate salga a las calles. Razones no les faltan, este acuerdo supone una pérdida de derechos para los ciudadanos en favor de los intereses económicos de las grandes empresas. Los estándares laborales, la seguridad alimenticia y las garantías medioambientales están puestas en serio peligro con la firma de este acuerdo.

Alvara Imbert -lacolumna.cat

Álvaro Imbert -lacolumna.cat

A efectos prácticos el TTIP podría comportar la posibilidad de que las empresas denuncien a los Estados – y no viceversa- por tener leyes que limiten su crecimiento económico. En el ámbito sanitario podría suponer la entrada de medicamentos en Europa que contengan componentes químicos que si están permitidos en EEUU pero no aquí. Del mismo modo en el aspecto alimenticio: una de las partes que más rechazo provoca es la entrada en la UE de productos transgénicos y carnes modificada hormonalmente, así como un ataque al consumo de proximidad en favor de las grandes corporaciones del sector agroalimentario.

Greenpeace, que también tenía representación en la manifestación junto con otras agrupaciones ecologistas, denuncia la pérdida de soberanía de la Directiva Europea de Energías Renovables, la cual dejaría de ser operativa con la entrada en vigor del Acuerdo Trasatlántico.

Aunque sin duda el aspecto que más debemos temer de este futuro acuerdo es la pérdida de derechos laborales de los trabajadores europeos. Se prevé una armonización de los derechos laborales norteamericanos, que son ligeramente inferiores a los europeos. Además la apertura total supondría una reestructuración de puestos de trabajo debido a la competencia.  Como explicaba el representante de ATTAC Catalunya, debemos rechazar este tratado porque blinda los derechos del capital financiero por encima de los de las personas. “Se trata no solo de un tratado económico, se trata de una hábil estrategia geopolítica que pretende pisotear la voz de los ciudadanos y debemos pararla”.

Álvaro Imbert -lacolumna.cat

Álvaro Imbert -lacolumna.cat

Álvaro Imbert -lacolumna.cat

Álvaro Imbert -lacolumna.cat

Iris Rodríguez
Galega emigrada. Estudio periodismo en la UAB y Ciencias Políticas en la UNED. Intento escribir sobre cultura política, movimientos sociales y especialmente sobre feminismos.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*