Inici / Cultura / Diari de Viatge / Bardenas Reales: A través del desierto de Navarra
BARDENAS5

Bardenas Reales: A través del desierto de Navarra

Un fotoreportaje de Alex Puig

Situado en el sureste de Navarra, cerca de Tudela, encontramos el parque natural de las Bardenas Reales. Un “pequeño” desierto de unas 42.000 hectáreas formado por anaranjadas formaciones rocosas, algún que otro seto desperdigado y grandes extensiones de arena.

BARDENAS4

Ladera de uno de los muchos montículos del parque. Alex Puig – LaColumna.cat

Una pareja recorre los caminos del parque en coche. Alex Puig - LaColumna.cat

Una pareja recorre los caminos del parque en coche. Alex Puig – LaColumna.cat

Alejándose de la extendida imagen de los frondosos y verdes parajes del norte, el parque natural de las Bardenas Reales da el perfecto contraste al gran paisaje natural de la Comunidad Foral de Navarra. El contrapunto entre el norte y el sur juntos en este pequeño territorio.

BARDENAS2

Ladera de uno de los muchos montículos del parque. Alex Puig – LaColumna.cat

BARDENAS5

Las vistas des de arriba. Alex Puig – LaColumna.cat

Prácticamente desprovista de árboles, vegetación y, afortunadamente, visitantes, el parque está compuesto por enormes planicies de arena, extrañas rocas y montículos estratificados con diversos tonos naranja. Pero, aunque no lo parezca, la reserva alberga un completo ecosistema formado mayoritariamente por diversas especies de aves, muchas de las cuales se encuentran en peligro de extinción.

BARDENAS3

Montículos estratificados por capas de sedimentos. Alex Puig – LaColumna.cat

A través de éste enorme parque, podemos encontrar esculturas naturales tan peculiares como la Bardena Negra, la Bardena blanca o la Pisquerra. Pero la más curiosa de las formaciones es, sin duda, el Castildetierra. Un pequeño cabezo tallado por el viento y la arena durante millones de años que, gracias a su composición, sigue aguantando el paso del tiempo.

BARDENAS

El cabezo del Castildetierra. Alex Puig – LaColumna.cat

Y con ese lejano parecido al característico desierto de Moab, en Utah, el sentimiento de viajar a los áridos paisajes de Estados Unidos invade a cualquiera que se deje caer por estos páramos. Y relativamente cerca de casa.

BARDENAS

Las laderas estan formadas por diversas capas de sedimentos. Alex Puig – LaColumna.cat

A través de un pequeño cañón. Alex Puig - LaColumna.cat

A través de un pequeño cañón. Alex Puig – LaColumna.cat

Caminando a través de las rocas junto con el incesante sonido del viento, resulta en un sentido melancólico de comunión con esa naturaleza inerte, con el paso del tiempo y con la fuerza de los elementos. Un territorio castigado por la erosión y la sequía, un paisaje de constante cambio que oculta un larguísimo pasado entre sus montículos, caminos, mesetas y cuevas.

bardenas_1

Montículos anaranjados. Alex Puig – LaColumna.cat

 

Fuente:

www.bardenasreales.es

http://turismobardenas.com

Alex Puig Ros
Barcelona, 1994. Interessat en l'art i la cultura urbana, en la passió per conèixer i viatjar i en el món del fotoperiodisme. Apassionat del parapent i dels esports de risc. Redactor i fotògraf a LaColumna.cat.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*