Inici / Cultura / Cinema / ‘Birdman’ es la gran ganadora de unos Oscars ‘reivindicativos’

‘Birdman’ es la gran ganadora de unos Oscars ‘reivindicativos’

Una crónica de Maria Camila Ardila y Samuel Rubin

  • ‘Birdman’ triunfó en la 87º edición de los Premios Oscars y desconcertó a los que apostaron por ‘Boyhood’.
  • ‘Whiplash’ y ‘El Gran Hotel Budapest’ se adjudicaron, casi a partes iguales, los premios técnicos.

“¿Quién le dio a este hijo de perra su tarjeta verde?”, gritó Sean Penn al anunciar la victoria de ‘Birdman’. El filme del director mexicano, Alejandro González Iñárritu, se impuso a las quinielas que se inclinaban hacía ‘Boyhood’, y se hizo con cuatro estatuillas en las categorías más preciadas: mejor película, mejor director, mejor guión original y fotografía. La de ayer fue una de las ediciones más repartidas, y la mayor parte de las películas nominadas pudo tener su momento de gloria. En primer lugar, el filme de Damien Chazelle, ‘Whiplash’, dio el pistoletazo de salida a la ceremonia llevándose el galardón a mejor actor de reparto para J.K Simmons. El veterano actor, consciente de la gran atención que el evento genera mundialmente, quiso pedir un favor a los espectadores: “Llamad a vuestros padres. No les enviéis un mensaje, o un e-mail. Hablad con ellos por el tiempo que os quede aquí. Respetadlos”. Su discurso pareció salido de un anuncio de Telefónica. Más tarde, la misma película también se llevó los premios a mejor montaje de sonido y mejor edición. Por su parte, ‘The Grand Budapest Hotel’ de Wes Anderson se hizo con mejor diseño de vestuario, maquillaje y peluquería, banda sonora y dirección de arte. Cuatro en total.

Iñárratu hs sido el gran vencedor de la noche - Fuente: Getty Images

Iñárritu ha sido el gran vencedor de la noche – Fuente: Getty Images

Entre los actores no hubo grandes sorpresas; pero si grandes discursos. La formidable actuación de Eddie Redmayne en ‘The Theory of Everything’, la biopic de Stephen Hawking, le valió la victoria como mejor actor protagonista por primera vez en su carrera. “Vas a compartir apartamento con alguien más ahora” le avisó el joven actor, visiblemente nervioso, a su esposa. Minutos después, Julianne Moore también conseguiría su primera estatuilla por su rol en ‘Still Alice’.  Pero sin duda, la guinda reivindicativa la dio Patricia Arquette, que después de leer una larga lista de agradecimientos, lanzó un mensaje para igualdad salarial entre hombres y mujeres que desató el apoyo entre las gradas.

Eddie Redmaynee no pudo evitar su euforia al acceptar el Oscar a mejor actor protagonista - Fuente: Getty Images

Eddie Redmaynee no pudo evitar contener su euforia al acceptar el Oscar a mejor actor protagonista – Fuente: Getty Images

Patricia Arquette clamó a favor de la igualdad salarial durante su discurso - Fuente: Getty Images

Patricia Arquette clamó a favor de la igualdad salarial durante su discurso – Fuente: Getty Images

Pese a todo, la gala ha sido más aburrida de lo esperado. Neil Patrick Harris, el maestro de ceremonias -con experiencia previa en este tipo de eventos-, ha abierto el espectáculo, como no podía ser de otra manera, con un ‘opening’ musical. El número, hizo un repaso por los mejores éxitos de la industria de Hollywood, y fue escrito por lo compositores autores del famoso tema ‘Let It Go’ de la película ‘Frozen’. Para la ‘perfomance’ inicial, el presentador contó con la ayuda de Anna Kendrick y Jack Black. Claro que ya desde un principio, el maestro de ceremonias, no lo tenía fácil para superar el listón que dejó su predecesora, Ellen DeGeneres.

Lejos de repartir comida entre la audiencia, o reventar Twitter a base de selfies, el ‘host’ fue protagonista de una de la mayores controversias de la noche por su recurrente y desafortunado gag con Octavia Spencer. Al público no le hizo demasiada gracia que en una gala marcada por la gran ausencia de afro-americanos en la lista de nominados, el presentador le encargará a la famosa actriz de la película ‘The Help’ que vigilará una caja con sus predicciones y porras para los resultados de la noche. Aunque fuera en clave de humor, la fatal coincidencia no fue pasada por alto por parte de los telespectadores. Cabe resaltar que Patrick Harris, ya había empezado la gala bromeando con la ‘blancura’ de los premios. En resumen, el showman, supo estar a la altura de las circunstancias y conducir una gala fresca y dinámica; pero le faltaron mejores guionistas. Ayudó el hecho que se quedará en calzoncillos -emulando una escena de ‘Birdman’- en medio de la gala.

El 'opening number' de Patrick Harris fue su mejor momento de la noche - Fuente: Getty Images

El ‘opening number’ de Patrick Harris fue su mejor momento de la noche – Fuente: Getty Images

Selma’, que para el disgusto de muchos fue la gran olvidad de esta edición durante las nominaciones, se hizo con el premio a mejor canción original. John Legend y Common interpretaron, ‘Glory’, el tema ganador justo antes de hacerse con el galardón. El público se levantó a ovacionarlos con aplausos e incluso con lágrimas. Entre ellos David Oyelowo, quien interpreta Martin Luther King jr. en la misma película y el actor Chris Pine. Al recibir el premio, John Legend sentenció: “Selma se hace ahora porque la lucha por la justicia se libra ahora”. Siguiendo en el campo musical, la diva Lady Gaga también sorprendió con un medley de ‘Sonrisas y Lágrimas’, que la misma Julie Andrews calificó de brillante. A la lista de actuaciones se sumaron Adam Levine y Rita Ora, que no lograron hacerse con ningún premio, pero si con la aprobación del público.

Lady Gaga, una Disney princess, durante su actuación musical - Fuente: Getty Images.

Lady Gaga, una Disney princess, durante su actuación musical – Fuente: Getty Images.

En la gala también se hicieron un hueco Polonia, ganadora de la mejor película de habla no inglesa con ‘Ida’ dirigida por Pawel Pawlikowski, quien se auto-regaló un minuto más durante el discurso, y Snowden, protagonista del documental ‘CitizenFour’ dirigido por Laura Poitras. 

El director polaco no pudo evitar seguir con su discurso una vez su tiempo había acabado - Fuente: Getty Images

El director polaco no pudo evitar seguir con su discurso una vez su tiempo había acabado – Fuente: Getty Images

En definitiva, la noche del cine y uno de los eventos más importantes del año, se saldaron con una esencia mucho más reivindicativa de lo usual, no vista desde los tiempos de Irak. Graham Moore, ganador a mejor guión adaptado por ‘The Imitation Game’, por ejemplo, habló de la problemática del suicidio por primera vez, en un discurso considerado el más emotivo por muchos. Solo queda esperar a los datos de los audiómetros para ver si esta gala superará el récord de la anterior, aunque sólo palpando el clima de las redes sociales, parece difícil.

Common y John Legend también protagonizaron uno de los momentos más emotivos de la gala de anoche - Fuente: Getty Images

Common y John Legend también protagonizaron uno de los momentos más emotivos de la gala de anoche – Fuente: Getty Images

Samuel Rubin
Barcelona - Los Angeles. Escriure des de 10.000 kilòmetres de distància només em fa voler estar més aprop.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*