Home / Esports / Cerrados en los despachos
El Parma, uno de los históricos de Italia, al borde de la desaparición. (Fuente: colgadosporelfutbol.com)

Cerrados en los despachos

Un artículo de Jordi Carné

“Cuando un juego moviliza a miles de millones de personas deja de ser un mero juego. El fútbol no es solo fútbol: fascina a dictadores y mafiosos, y contribuye a desencadenar guerras y revoluciones”, dice Simon Kuper en Fútbol contra el enemigo. Esto provoca, a veces, que en los despachos se pierda aquello que se ha ganado en el campo. El sufrimiento, las victorias, los goles, los títulos e incluso la historia de un club son pisoteados con fuerza por los problemas económicos o por malas diligencias. Sin ningún reparo. La actualidad de estos problemas pasa por la bella ciudad de Parma; el equipo de la urbe no puede permitirse disputar partidos en la Serie A. Es el ocaso de un grande del fútbol europeo de los 90; el Sol cae y se lleva con él un equipo histórico de Italia que consiguió juntar a los jóvenes Cannavaro, Verón, Buffon y Hernán Crespo, entre otros.

En Nápoles se dice que cuando un hombre tiene dinero, primero come, luego va al fútbol y, si le sobra algo, busca un lugar para vivir. Pese a la obvia exageración, es innegable que en Italia el fútbol se vive y se siente. El mismo equipo de Nápoles, Fiorentina, y Juventus son tres ejemplos de equipos italianos que han descendido por problemas en las oficinas, ya sea por temas económicos o por cuestiones de violación de la justicia deportiva. Estos tres equipos, no obstante, han conseguido volver a la alta competición del futbol italiano e incluso participar en competiciones europeas (aunque han pasado por ellas sin pena ni gloria). La legislación italiana actúa con dureza si los equipos no pagan y cada verano varios equipos desaparecen o pierden categorías, hecho que los obliga a ser refundados. Estos son algunos (de los muchos) equipos históricos con transcendencia social en Italia que andan perdidos por las ligas secundarias del país después de ser refundados.

Unione Venezia, hacia los canales del éxito. Los interminables canales que circulan por el noreste de Italia llevan al Stadio Pierluigi Penzo, un campo con más de 100 años de futbol. Fundado el 1907, el ahora conocido con el nombre de “Unione Venezia” tiene como mayor logro la Copa Italiana de la temporada 1940-41 y más de diez años (no consecutivos) en la primera división italiana. Con jugadores como Álvaro Recoba o Dejan Petkovic (uno de los mejores lanzadores de tiros libres del fútbol), la trayectoria del equipo de Venecia ha deambulado siempre entre la primera y la segunda división. El verano del 2005 supuso una terrible época para el equipo; había acabado en el 21º puesto de la Serie B, a lo que se le sumó una penalización por problemas financieros, cayendo dos escalones de una sola vez. Su presidente en aquél entonces, Zamparini, compró el Palermo porque consideraba que el Venecia no tenía futuro, y el club, que el Casino de Venecia refundó, ha pasado por diferentes manos des de ese año. Actualmente, el equipo milita en la Lega Pro Prima Divisione –el tercer nivel de fútbol de Italia–, esperando volver a encontrar los canales que le conduzcan otra vez a los mejores campos de la élite italiana.

Associazione Calcio Pisa 1909, partido a partido. O el equipo que hizo debutar en Europa a Cholo Simeone. Su filosofía actual como forma de vida de la historia de un club. El discurso que tantas veces ha pronunciado el entrador argentino se hace explícito en este modesto equipo de la ciudad de Pisa, que ha tenido que sobreponerse en dos ocasiones a descensos administrativos (en 1994 y en 2009, ambos hacia la quinta división italiana o Serie D). Y lo ha hecho mediante la persistencia, el orgullo, el trabajo diario; mediante el “partido a partido”. Los dos descensos, por motivos económicos, acontecieron cuando el equipo militaba en la Serie B, siendo el segundo mucho más trágico por el hecho de producirse el verano de su centenario. Actualmente, el equipo vuelve a luchar por el ascenso a la segunda división, demostrando que ni la economía ni su mala gestión les quitará las ganas de seguir luchando por llegar a la Serie A, competición que sólo han disputado en siete temporadas (la última, precisamente, con Diego Pablo en el eje del centro del campo).

Unione Sportiva Ancona 1905, el equipo de los hinchas. En la costa oeste del mar Adriático se encuentra un club en el cual sus seguidores constituyen uno de los accionistas principales en la actualidad. El Ancona ha disputado únicamente dos temporadas en la primera división italiana, y su mayor logro es la consecución de una final de copa en 1994 (que perdió estrepitosamente contra la Sampdoria). En la temporada 2003-2004, su primera en la cima, únicamente logró 13 puntos y tras el descenso a la Serie B, el equipo fue refundado, aunque mantuvo la categoría. Mucho más desastrosa fue su liquidación en 2010, cuando después de una temporada en la segunda división italiana el club presentó una solicitud de declaración de quiera. A punto de desaparecer, el club de Ancona fue refundado i logró presentar una solicitud para un lugar en Terza Categoria, el nivel más bajo de la Liga de Fútbol de Italia. Actualmente, y después de un ascenso histórico en el último segundo, el Unione Sportiva Ancona 1905 juega en la quinta división italiana.

Treviso, Piacenza, Messina o Triestina son más ejemplos de equipos buceando por las profundidades de las ligas italianas. Ahogados por los problemas económicos, intentan sacar la cabeza y recordar que su historia vale mucho más que cualquier asunto de despacho. Sus aficionados sueñan en volver a disputar partidos en los grandes campos de Italia. A pesar de estos problemas, como dice Toni Padilla, “la liga italiana está llena de clubes muy amados, con viejas fotos recordando años maravillosos, y unos hinchas que siempre acaban volviendo al estadio”.

Estudiant de periodisme a la UAB i àrbitre a la FCF. Flautista i amant de tot allò que es pot arribar a transmetre amb la música i la resta d’arts. Interessat en l'esport en general, però sobretot en el futbol, nacional i internacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*