Inici / Actualitat / Cuando las cifras llevan la cara de los muertos
Sirnak, ciudad al sureste de Turquía, dos semanas después de un tiroteo con dos muertos y días antes de la guerrilla tras las elecciones.// Sabela González.
Sirnak, ciudad al sureste de Turquía, dos semanas después de un tiroteo con dos muertos y días antes de la guerrilla tras las elecciones.// Sabela González.

Cuando las cifras llevan la cara de los muertos

Un artículo de Sabela González

Casi 800 muertos en un solo mes sin que se declare Estado de Alerta, Estado en Guerra o cualquiera de las etiquetas clasificadoras que se le puedan dar a un país con una tasa de cadáveres tan alta. 771 personas que perdieron su vida según los datos aportados por el gobierno. El problema está cuando es el propio gobierno el que ha asesinado a estas ´´771´´ supuestas víctimas durante el mes de julio y agosto.

¿Cómo hemos llegado a esta situación? Fácil, ya no se sabe. Son tantos los años de lucha y persecución, de yo te mato a ti y ahora tú me matas a mí que ni los expertos en Historia del Mundo Político como Roger Norman se ponen de acuerdo para poner un punto inicial a esta lucha sangrienta.

Tenemos dos bandos claramente diferenciados: el gobierno turco, con una dictadura y un absolutismo enmascarado en república democrática; y la minoría étnica kurda, que tiene como representante armado al PKK o Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

Podríamos hacer un repaso cronológico por el origen de los tiempos y las Guerras Mundiales -como bien explica esta página-, pero si ponemos un año de referencia para empezar a hablar de la actualidad de Turquía, podríamos centrarlo en la década de los 80 y 90 en Turquía. En 1984 el PKK declara oficialmente la lucha armada y son durante estas dos décadas donde empieza el terror en las calles del medio este de Turquía. Dato a destacar aunque a estas alturas no debe llamarnos la atención: EEUU, principal potencia que quiere erradicar el dolor de cabeza de ISIS o el nuevo DAESH, abasteció durante este final de siglo a Turquía con armas. Y es curioso este dato porque se puede decir que Turquía antepone su lucha interna contra los kurdos y el PKK, a la del ISIS, y se convierte en interesante si recordamos que el PKK es uno de los principales grupos que está deteniendo la llegada de estos terroristas a Europa.

Con un 1994 marcado severamente en los corazones de los kurdos por las continuas apariciones de la policía y los tanques del ejército para llevar kurdos que nunca regresaron; llegamos al día de hoy con más de 40.000 muertes a la espalda entre milicianos kurdos y miembros de la policía y el ejército turco. Con altos el fuego en 2013, y tanteos por parte del gobierno para que las armas y la sangre sigan en pie, como es el caso del pasado atentado en Ankara del 10 de octubre, uno de los peores atentados contra civiles que se manifestaban por la paz. ¿Paradójico verdad? El dato clave para explicar este suceso son las elecciones del 1 de noviembre. Elecciones en las que el AKP, partido del soberano Erdogan que ya no es presidente pero que sigue actuando como dueño y señor de Turquía, tenía como lema que solo su partido en mayoría absoluta podría erradicar la guerra en el país. Después nos enteramos de que si el AKP logra una mayoría absoluta parlamentaria cambiaría la Constitución para anclarse aún más en el poder. Afortunadamente no llegó a tanto el uso del miedo, la religión y la tradiciones.

Momento de la primera explosión en Ankara, poco antes de que la policía empezase a atacar a los manifestantes.// Fuente: AFP

Momento de la primera explosión en Ankara, poco antes de que la policía empezase a atacar a los manifestantes.// Fuente: AFP

Mes y medio más tarde de ganar de manera masiva las elecciones, el este turco está que arde, literalmente. Concretamente la zona sureste, en las ciudades de Cizre y Sirnak están bajo toque de queda impuesto por el gobierno y con éxodos por parte de más de 3.000 profesores y profesionales de la administración pública que, tras leer un mensaje del Ministerio de Educación advirtiendoles de que algo malo va a pasar, recibieron unas vacaciones anticipadas. Esto no es nada si escuchamos como Dilan Onuk, miembro del HDP en Sirnak, y su familia llevan una semana aglomerados en su casa por miedo de la policía y el ejército.  Pero no es más que otro episodio que se une a la rutina diaria de los turcos que viven en esta mitad olvidada. Aún la semana pasada se pudo escuchar ligeramente por Europa que un abogado kurdo y una de las voces más respetadas a favor de una solución pacífica al conflicto kurdo en Turquía, fue asesinado en medio de una rueda de prensa en mitad de la calle.

Así pues,Turquía se presenta como centro entre Europa y Asia pero todavía tiene un largo camino que recorrer si es que realmente quiere entrar en la Unión Europea. La falta de derechos fundamentales, la inseguridad ciudadana y el intervencionismo total del gobierno en cualquier asunto, sea privado o público, hacen que la vida en lo que queda del antiguo Imperio Otomano sea más bien complicada.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*