Inici / Les Columnes / De falsas promesas y poetas muertos
Un niño palestino sujeta su hermana cerca de las ruinas de su casa, destruida durante la última ofensiva israelí.
Fuente: Suhaib Salem / Reuters
Un niño palestino sujeta su hermana cerca de las ruinas de su casa, destruida durante la última ofensiva israelí. Fuente: Suhaib Salem / Reuters

De falsas promesas y poetas muertos

Como El club de los poetas muertos –vivos, esperanzadores y pasionales y con la máxima de “extraer todo el meollo a la vida”-; las promesas de Israel, ficticias y rotas.

Promesas, mentiras y ficción. Esta parece la realidad actual del conflicto palestino-israelí tras la última ofensiva devastadora de las fuerzas sionistas que terminó el pasado 26 de agosto con un alto al fuego indefinido tras 50 días de ataques. Paz en guerra.

La última ofensiva ha dejado Palestina derruida. Rectifico, la ha acabado de devastar. A los 2.138 muertos – la mayoría de ellos civiles- hay que sumarle los más de 10.000 heridos fruto de los ataques del ejército israelí. Las condiciones de vida de Gaza son, hoy más que nunca, precarias. Los hospitales –los que aun siguen en pie- no dan abasto. La infraestructura sanitaria es, tanto por personal como por escasez de medicamentos y material, totalmente insuficiente.

Tras las negociaciones y el alto al fuego Israel prometió abrir los pasos fronterizos para permitir la entrada de material de reconstrucción –de vital importancia tras la destrucción total o parcial de más de 18.000 viviendas según la ONU- medicamentos y otras materias de primera necesidad. Israel también garantizó ampliar de manera progresiva la zona en la cual los pescadores –el mar es uno de los pilares económicos de Palestina- tienen permitido trabajar.

Pero contaba el otro día el presidente del sindicato Unión de comités independientes palestinos, Fayez Elemare, en una conexión en directo con Gaza, que la situación apenas ha cambiado desde el alto al fuego. Los pasos fronterizos siguen cerrados y bajo control israelí.

Gaza, como explicaba el sindicalista palestino, está sumida en una importante crisis humanitaria. Además de la atroz cifra de muertos, que sigue creciendo, el derribo de infraestructuras ha propiciado que la economía del territorio de la Franja se haya visto gravemente afectada y que el principal objetivo a corto plazo sea subsistir. Explicaba, también, que tras la última ofensiva el apoyo a Hamás ha crecido de manera muy notoria y que muchos ciudadanos de Gaza han dejado atrás las diferencias contra el grupo armado para unirse en la lucha contra Israel.

Hamás afirma salir reconfortado de esta ofensiva, pues ha ganado seguidores y militantes con esta teórica “victoria de la resistencia”. Por su parte, Israel reitera haber asestado un fuerte golpe a la lucha armada Palestina, que ha sufrido un importante número de bajas.

Como El club de los poetas muertos, lleno de palabras ardientes; las promesas de Israel, llenas de palabras vacías. Sigue la barbarie.

David Castelló García
Estudiant de periodisme a la UAB. La utopia a l’horitzó i els versos al carrer. Fills de l’oblit, la paraula i les persones. Interessat en història contemporània, moviments socials i cultura.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*