Inici / Les Columnes / De la seducción al ataque de epilepsia
Bansky
Bansky

De la seducción al ataque de epilepsia

Una columna de Rosa P.Masdeu

Se me nubla la vista andando por el centro de Barcelona. Me mareo tan sólo con adentrarme dos pasos en la arteria del consumo sordo-mudo de la Ciudad Condal. Me aterra pensar en el gasto energético generado por las lucecitas que adornan el Portal del Àngel-  prescindibles pienso- en una calle donde todo el año es Navidad y los doce meses temporada de bikinis.

 Más de dos millones de euros (1,6 millones a cargo del Ayuntamiento y 840.000 de los comerciantes) es el total invertido en el alumbrado de los 85 kilómetros encendidos de la ciudad. Una inversión discutible en un momento en que el concepto pobreza energética es trending topic.

 Pienso que, por una vez, la penumbra fluorescente del metro será aliviante, pero bajo tierra la situación tampoco es que mejore demasiado. Un enorme cartel me abofetea al bajarme al andén. Una estúpida niña rubia con frívolas aspiraciones de chica Labanda promociona el despilfarro apto para todas las edades en la Illa Diagonal.

 Tan sólo a unos escalones de distancia el todopoderoso Apple se adueña del vértice de unión entre Plaça Catalunya y Ronda Universitat. Los colores de las cuatro vallas publicitarias son azul, verde, rosa y amarillo, por si el hecho de ocupar toda la fachada no fuera garantía de hipnotizar al ganado. Pero, más o menos, se lo perdono porque el nuevo anuncio televisivo del Ipad Air es una sorprendente obra de arte contemporánea de los maestros del marketing. Ellos que saben jugar con la seducción y tentar al ataque de epilepsia.

 También mirando la televisión, no puedo evitar reírme al ver el estrepitoso fracaso de la retórica del anuncio de Campofrío y sus ridículas aspiraciones salchicheras. Un espectáculo que aglutina a todos aquellos que quedaron excluidos del aniquilador anuncio de la Lotería de Navidad.

 Apago esa caja, que no tiene nada de tonta, y me levanto del sofá para sentarme a pillar el segundo empacho consecutivo en una de estas comidas familiares antítesis de los anuncios de turrón. La comida me nubla la visión y pido al nuevo año un apagón general y la nacionalidad de donde no se haga apología de la felicidad con luces de neón.

tumblr_ldyh2lm2Fl1qam6r5o1_1280

Banksy

Rosa P. Masdeu

2 comentaris

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*