Home / Esports / El precio de la victoria

El precio de la victoria

Un artículo de Carlos Martínez

El Dinamo de Kiev fue el equipo de fútbol más popular de Ucrania durante la década de 1930. En el año 1939, el equipo de la capital ucraniana empezó a obtener malos resultados y cuando Alemania invadió la Unión Soviética varios de sus jugadores fueron reclutados para luchar en el frente.

Esta historia no tendría sentido si no se mencionara a la panadería estatal número 3 de Kiev, lugar donde muchas personas buscaban trabajo en la maltrecha capital. El dueño del establecimiento, Iosif Kordik, que era un fanático del Dinamo de Kiev, se encontró a un indigente en la calle. La sorpresa que se llevó fue mayúscula, ya que esa persona era Mykola Trusevych, portero de su equipo favorito. Kordik no dudó en ofrecerle trabajo y además, tuvo la idea de crear el equipo de fútbol de la panadería. Trusevych aceptó la propuesta y se fue a buscar por Kiev a sus compañeros de equipo. El FC Start, nombre que se puso al equipo de la panadería, contó con ocho jugadores del Dinamo de Kiev y tres del Lokomotiv de Kiev.

El FC Start comenzó a disputar encuentros hasta llegar a enfrentarse contra el Flakelf, de la Luftwaffe (fuerza aérea alemana). El equipo ucraniano se impuso por 5-3. Los nazis, muy irritados, pidieron la revancha tres días después. El equipo de la panadería aceptó (tampoco podían negarse) y así quedo fijado el “partido de la muerte” que se disputó el 9 de agosto de 1942 en el estadio Zenit de Kiev.

Ambiente en el estadio durante el partido fuente: combatiendoignorancia.wordpress.com

Ambiente en el estadio durante el partido
Fuente: combatiendoignorancia.wordpress.com

Hay diversas versiones de lo que ocurrió durante el partido. Unos dicen que el árbitro permitió el juego violento del combinado nazi, otros dicen que imperó el juego limpio. El equipo alemán llegó al estadio en un enorme bus, los ucranianos se presentaron a pie. El FC Start se negó a hacer el saludo nazi antes de iniciar el encuentro. También decidieron ir a ganar el partido y, pese que el primer gol fue del conjunto alemán, los ucranianos remontaron con dos goles de Gonzarenko y uno de Kuzmenko. El resultado en el descanso fue de 3-1 a favor del FC Start. En la segunda parte los dos equipos marcaron dos goles. El momento cumbre del partido sucedió cuando un defensa del FC Start, Klimenko, sorteó a todos sus rivales (también al portero) y se plantó solo delante de la portería. El jugador ucraniano se negó a meter el sexto gol y chutó la pelota hasta el centro del campo. El árbitro dio por concluido el partido por el grave descaro que los jugadores del Flakelf habían sufrido.

Foto de los 22 integrantes de los equipos fuente: futbolcedario.blogspot.com

Foto de los 22 integrantes de los equipos
Fuente: futbolcedario.blogspot.com

Poco después el Start fue denunciado por contar en sus filas con espías y agentes soviéticos. La Gestapo acabó arrestando a la gran mayoría de sus jugadores. Algunos murieron torturados, otros fueron llevados a campos de concentración. Los que sobrevivieron consiguieron escapar gracias a la liberación de Kiev por el Ejército Rojo. Esta es la historia de unos hombres que lograron combatir de la forma más pacífica, con un balón de fútbol. No temieron perder la vida, prefirieron dar una lección al ejército nazi. Si en el mundo del fútbol alguien merece ser recordado, el FC Start es uno de ellos.

Placa conmemorativa del encuentro fuente: compostimes.com

Placa conmemorativa del encuentro
Fuente: compostimes.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*