Inici / Cultura / Cinema / Dos madres y un destino: Marsella
Goya Toledo y María León en Marsella. Fuente: cineycomedia

Dos madres y un destino: Marsella

Una crítica de Paula Pérez

Una niña de nueve años se ha criado sin conocer a su padre biológico. Una fotografía y su nacionalidad francesa es todo lo que sabe de él. Su madre se llama Sara. Debido a sus adicciones, la Justicia consideró que era demasiado inestable para cuidar de ella y se le retiró la custodia poco después del cuarto cumpleaños de la niña. Pasados cinco años, Sara ha conseguido estabilizarse, por lo que su hija Clarie vuelve con ella. Es verano. Madre e hija emprenden un viaje en coche en busca del padre. El destino, Marsella. Pero poco después de partir se une Virginia, la madre de acogida de Clarie. Y es que esta niña de nueve años mitad francesa de pelo rizo y algo introvertida es el nexo de unión entre dos mujeres que se enfrentan una y otra vez por su tutela. Cada una defiende el derecho que tienen a estar con ella, una por ser la madre biológica y otra por haberla cuidado los últimos años. Mientras tanto, en el viaje a Marsella Clarie será la niña de las dos madres.

Fuente: ecartelera

Fuente: ecartelera

María León es Sara, la mujer que ha llevado a Clarie en su vientre. Es una persona que ha vivido en la periferia y prácticamente no conoce otra cosa. Su condición socioeconómica no demasiado elevada se refleja en su manera de vestir y hablar. Se quedó embarazada muy joven y no ha sabido sobreponer las responsabilidades de su reciente maternidad a sus problemas de drogadicción. Se nota mucho que el personaje de María León quiere vivir. Que ha tenido una vida complicada pero aún así tiene ganas de seguir adelante con energía. Para que todo vuelva a su cauce debe recuperar el cariño y confianza de su hija Clarie, interpretada por la debutante actriz Noa Fontanals.

Pero también está la madre de acogida, Virginia, personaje interpretado por Goya Toledo. Está casada y siempre ha tenido una vida estable, salvo porque no puede tener sus propios hijos. Ha cuidado a Clarie cinco años y no ha encajado bien que de repente se la arrebaten. Las diferencias entre las dos son evidentes, sobre todo cuando hablan de la educación que recibe la niña con una y con otra madre. ¿Quién tiene más derecho? El largometraje muestra la historia y el punto de vista de ambas mujeres sin posicionarse, consiguiendo así que el espectador pueda sentir empatía por las dos.

Marsella está nominada a dos Premios Goya en esta edición de 2015. A uno de ellos opta María León en la categoría de Mejor Actriz Protagonista. Sin duda alguno, merecido. La excelente interpretación de la hermana de Paco León es una de las grandes bazas de la película de Belén Macías. De ganarlo, sería su segundo Premio de la Academia, pues en 2011 se llevó el Goya a la Mejor Actriz Revelación por La voz dormida, de Benito Zambrano. La otra nominación es para Goya Toledo, que sigue de cerca a María pero no consigue construir tan bien el personaje como su compañera. Su nominación es a Mejor Interpretación Femenina de Reparto, el mismo galardón al que optó por Maktub en 2011. Este sábado 7 de febrero se sabrá finalmente qué estatuillas se lleva el film.

Redacció

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*