Inici / Cultura / Diari de Viatge / El Hierro al salvaje y natural

El Hierro al salvaje y natural

Hace un millón de años, emergió del mar una pequeña isla que los bimbaches -aborígenes canarios- intentaron domesticar. En la costa noroeste africana, un volcán que entró en erupción formó la isla más pequeña de las canarias, el Hierro. Es conocida como la isla del Meridiano, al ser considerado el límite del mundo conocido antes del descubrimiento de América, por ser el territorio más al sur y oeste de Europa. Ahí, donde soplan los alisios. La isla menos poblada, tan sólo 10.000 habitantes, es la menos conocida y la menos turística. Pero sin duda la más sorprendente.

Camino a Charco los Sargos. Bea del Corte

Camino a Charco los Sargos. Bea del Corte

Roques Salmor. Bea del Corte

Roques Salmor. Bea del Corte

Al llegar con el ferry desde Tenerife (su única conexión) se observan sus abruptas costas, su salvajismo y la escasa intervención del hombre. La lava es uno de los protagonistas del paisaje, grandes coladas bañan sus laderas. Caminar por ellas hace sentir como si formases parte del antiguo volcán. En El Hierro es ilusorio hablar de resorts turísticos o de grandes urbes, son todo pequeñas casas separadas, donde no existen ni grandes edificios ni grandes tiendas. El comercio local es casi el único existente. Aquí no llega el turista de sol y playa. No se han sobreexplotado sus recursos y los pocos visitantes que recibe, llegan buscando turismo de naturaleza; y la encuentran: pura, diversa, intacta.

Roques Salmor. Bea del Corte

Roques Salmor. Bea del Corte

El garoé. Bea del Corte

El garoé. Bea del Corte

Está repleto de curiosas formaciones naturales, que se suman a los misterios de la isla. El Sabinar son unos árboles, que por la fuerza del viento, nacen cambados. El Garoé -el árbol sagrado-, que por su situación en un mar de nubes, recoge el agua de ellas y la convierte en lluvia a través de sus hojas y ramas.

También tiene el hotel más pequeño del mundo y numerosos pueblos con rincones mágicos y encantados que abren sus puertas al mar y a la montaña. Pozo de las Calcosas, Roque Bonanza o el Julan son fieles ejemplos de ello. La costa herreña son auténticos acantilados, en los que a penas cabe espacio para playa alguna; pero sus habitantes han sabido aprovechar sus calas y piscinas naturales, con aguas cristalinas y tranquilas, que invitan a un refrescante baño. La isla entera, declarada Reserva de la Biosfera, está plenamente comprometida con su medio natural, siendo la primera isla del mundo en abastecerse totalmente de energías renovables.

No hay que olvidar que El Hierro es la isla más joven de todo el archipiélago, por lo que sus volcanes marinos siguen vivos. Posee la mayor concentración de conos volcánicos de Canarias. Hace tan sólo tres años, en La Restinga, uno de ellos entró en erupción, a punto de formar una nueva isla. De ahí que la isla también sea llamada la isla de los mil volcanes.

Para los amantes del agua, algunos de sus lugares de baño que más enamoran:

 

Charco de los Sargos

charco

Cueva las Puntas

cueva

Playa del Verodal

playa

La Maceta

maceta

Charco Manso

manso

Tacorón

tacoron

Charco Azul

azul

El Hierro es donde te quedas hipnotizado mirando el mar, paisajes naturales y diversos, donde caminas en la soledad de la naturaleza, donde vives una vida simple y tranquila, desconectas del ruido y disfrutas de lo sencillo, El Hierro es donde el tiempo se detiene.

Bea Del Corte
Isleña, sureña y Canaria viviendo en Barcelona. Creo en el periodismo que da voz a los que no la tienen. La naturaleza y el deporte son mis grandes vicios.

2 comentaris

  1. Por un momento me he imaginado en el Hierro, creo que es una de las pocas islas que sigue conservando toda su fuerza y naturaleza intactas a la mano del hombre,gracias por compartir algunos de los lugares que visitas, espero más artículos 😀

    • Muchas gracias 🙂 aunque las fotos aquí no tienen mucha calidad, pero sí, la verdad que el hierro es una maravilla

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*