Inici / Les Columnes / Es hora de escoger trinchera

Es hora de escoger trinchera

Una columna de Cristina Barrial

Tenía 18 años y era de Burjassot. Su delito, militar en colectivos antifascistas y Maulets. Su nombre, Guillém Agulló. Dentro de un mes se cumplirán veintiún años de su asesinato a manos de cinco activistas de la extrema derecha valenciana, concretamente, de Alianza Nacional. De estos cinco individuos, uno se llevó una sentencia simbólica que le llevó a pasar apenas cuatro años en prisión, mientras que los otros cuatro abrazaron estrechamente la impunidad de sus actos. Una impunidad que se alarga hasta el día de hoy, en el que se reactiva Alianza Nacional en Cataluña y el PP Valenciano sigue negándose a conmemorar la muerte del joven.

La diputada del PP valenciano, Angélica Such, afirmaba el pasado año que la violencia por parte de estos cinco fascistas no era por causas ideológicas, sino por puro fanatismo, resumiendo el asesinato en un sencillo juego de niños. Además, afirmaba que igual de condenable era la violencia que ejercían aquellos que “iban a un supermercado a hacer otra cosa que no fuera comprar”-haciendo referencia al SAT- y aquellos que “iban a una casa a censurar la libertad de voto de alguien”-hablando, en esta ocasión, de los escraches-.

Sin embargo, esas palabras de Angélica Such pueden verse, muy a menudo, reflejadas en la calle. Bienvenidos a la época de los extremos que se parecen. De la no posición. De la comparación de un escrache con un asesinato fascista. Puede recordar, quizá, a ese tercerposicionismo que defendía la Falange Española, de aquellos que dicen situarse fuera del espectro político de izquierda y derechas y que rechazan el comunismo y el capitalismo, pero que sin embargo barren el camino a este último. Los amantes de lo políticamente correcto parecen no darse cuenta de que sus puntos se suman a un bando.

Es hora de escoger de qué lado estamos. Del lado de los imperialistas en Venezuela, o del lado de los venezolanos. Del lado de los imperialistas en Cuba, o del lado de los cubanos. Del lado de los permisivos con los asesinatos de Alianza Popular en España, o del lado de los antifascistas. Como bien leí hace unos días, parece una locura remontarse a la época de la Guerra Civil española y pensar que alguien pudiera decidir no posicionarse en un bando o en otro por estar en contra del fascismo, pero a su vez creer que la república había pecado de corrupción. El no posicionamiento es un as en su manga. Es hora de escoger trinchera.

Conmemoración del 20 aniversario de la muerte de Guillem Agulló. FUENTE: Multimedia levante.

Conmemoración del 20 aniversario de la muerte de Guillem Agulló. FUENTE: Multimedia levante.

 

Redacció

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*