Inici / Actualitat / Festival Acróbatas: La música de tú a tú
Pedro Pastor con el resto de la banda
Eugenia Basauli, lacolumna.cat
Pedro Pastor con el resto de la banda Eugenia Basauli, lacolumna.cat

Festival Acróbatas: La música de tú a tú

Una crónica de Iris Rodríguez

Eran las nueve de la noche cuando el Auditori Barradas de Hospitalet de Llobregat abría sus puertas, no más de 70 personas entran y esperan, entre risas e intriga, qué y a quién se van a encontrar. Y es que Pedro Pastor, cantautor madrileño, es bastante desconocido en tierras catalanas. Algunos fans perdidos entre las butacas, puede que le hubiesen descubierto navegando por youtube en sesiones de micro abierto del Libertad en Madrid.

Pedro se presenta, y antes de empezar da las gracias. Las gracias a quien ha hecho posible que él, y en este caso también su banda, estén aquí. El mérito es de los organizadores de Festival Acróbatas, que ya van por su novena edición y cada año mejora el cartel. Una idea de la compañía Les Nits de l’Art que acerca la poesía y la música poco comercial al público de Barcelona. Y es que la capital catalana es vanguardia en arte y espectáculos, pero le falta poesía. Le falta cultura poética que parece que en Madrid desborda, y todo puente que se cree en este ámbito es digno de felicitar.

 

Pedro Pastor en un momento del concierto Eugenia Basauli, lacolumna.cat

Pedro Pastor en un momento del concierto
Eugenia Basauli, lacolumna.cat

El cantautor madrileño da comienzo a la actuación, nos avisa de que le gusta mucho eso de hablar – lo percibimos con cada uno de los discursos y reflexiones entre tema y tema-. Viene a presentar su nuevo disco La vida plena.

La mezcla perfecta entre sensibilidad y reivindicación. La combinación del discurso de indignación, de la conciencia política que le sobra y la dulzura con las palabras. Así transcurre el concierto.

“Somos los que controlamos todo el sur del mundo. Somos y digo somos porque nuestros gobiernos legitiman este tipo de cosas y a nuestros gobiernos los legitimamos nosotros. Y al fin y al cabo, no dejamos de ser cómplices”. Preliminar de la canción Creer, Soñar, un canto de protesta absoluta hacia la falsedad de este sistema, de cómo los “de ahí arriba” nos manipulan a su antojo, porque el dinero es el único tipo capaz de cambiar el mundo.

Pedro Pastor en un momento del concierto Eugenia Basauli, lacolumna.cat

Pedro Pastor en un momento del concierto
Eugenia Basauli, lacolumna.cat

Continua con un guiño a su generación, la del 94, y advierten, que estamos más despiertos de lo que pensamos. De cómo nos hemos cansado de discursos de cartón y de que la verdad está en las esquinas, mucho más que en la universidad.

No podía faltar el canto al amor. Al amor libre. Al amor que no es sumisión ni es pertenencia. Al amor que crece y se basa en el respeto y en el disfrute de las personas. Al amor alejado de estereotipos sociales. A ese amor que no nos impongan, nos invita a amar en libertad.

La banda que le acompaña nos deja a solas, y es el momento de la poesía. Está Harto, y nos lo explica, a media voz:

“[..]Estoy hasta los huevos de los plenos del congreso y del congreso, de los congresistas y de alimentar con mi sudor a toda su familia.

Hasta los ovarios de este machismo de base, del pánico a las mujeres libres y de los que juegan a privatizar sus úteros.”

Harto del ”tú no debes” mucho más del ”tú no puedes”.

Harto de los genocidios que permite dios y que avalan las superpotencias, harto de las superpotencias. Harto de la falta de solidaridad, de la escasez de altruísmo.

Harto de no poder sonréir a la gente cuando paseo porque o están mirando a su smartphone o se van a sentir agredidos”

Es 14 de noviembre y Pedro recuerda con nostalgia cuando hace dos años, en víspera de Huelga General, el programa del ahora monotemático Pablo Iglesias, le invito a escribir un rap de apoyo a la Huelga. Aprovechando la coyuntura y la bonita casualidad del calendario, nos la canta. Lamentablemente no está fuera de lugar, la situación no ha cambiado. ¡Seamos el coro que suena es sus radios, que ya han recortado suficiente sus salarios. Sal a la calle!.

No puede acabar sin mencionar la memoria. Lo insostenible que es nuestra historia y lo maltratada que ha sido. Un grito contra la forma en que nos han vendido la historia de este país, de cómo los libros la enlatan sin ser sinceros y sin rendir homenaje a quien lo merece. La canción, de tú a tú con el público, él y una guitarra, nos dice que “No recuerdan que pasó, y si recuerdan no lo cuentan bien. No se acuerdan de lo que pasó y si se acuerdan, mienten. ¿Quien ganó y quien perdió? Perdimos todos.”

Pedro Pastor con el resto de la banda Eugenia Basauli, lacolumna.cat

Pedro Pastor con el resto de la banda
Eugenia Basauli, lacolumna.cat

Lo ha conseguido, la sonrisa de todo el que ha salido del concierto. La satisfacción interior de que invertir en cultura, vale la pena. Y de que la música es mucho más que todo lo que sale por las radio fórmulas comerciales, que los hay que se conforman con actuaciones de 70 personas, con vender sus discos a precios razonables – en tanto que el IVA cultural se lo permita- y con crear conciencia, más allá de las letras vacías y estereotipadas. La sociedad no puede perder la fe en los artistas, los artistas no pueden perder su función social de denuncia.

Pedro Pastor durante el recital Eugenia Basauli, lacolumna.cat

Pedro Pastor durante el recital
Eugenia Basauli, lacolumna.cat

Iris Rodríguez
Galega emigrada. Estudio periodismo en la UAB y Ciencias Políticas en la UNED. Intento escribir sobre cultura política, movimientos sociales y especialmente sobre feminismos.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*