Inici / Cultura / Cinema / El otro lado femenino de la alfombra roja
Clays, forma parte del cuerpo de seguridad del recinto. - Fuente: www.lacolumna.cat

El otro lado femenino de la alfombra roja

Un artículo y fotografías de Maria Camila Ardila y Samuel Rubin

La expectación es máxima. En pocas horas, la ‘red carpet’ de la 87 edición de los premios Oscar se materializará en las pantallas de medio mundo. Los flashes inundarán las calles de Hollywood para no perder detalle de las estrellas más famosas y envidiadas del planeta. Sus estilismos, peinados y maquillajes estarán en boca de millones de teleespectadores. La piedad no será precisamente protagonista en las redes sociales… Mientras se libre la batalla de los mejores y peores vestidos, fuera del photocall, mujeres reales seguirán a pie de cañón para que aquel mundo creado para las pantallas parezca lo más perfecto posible.

Clays lleva cuatro años trabajando en la seguridad del evento. Es fácil sacarle una sonrisa. Reconoce que el oficio le gusta y se le ve ilusionada. Está en directo contacto con los turistas que se acercan a la valla con ganas de ver por primera vez en crudo el mundo de las luces y las cámaras, aunque puede que se lleven una decepción. Señala un detector de metales al otro lado de la valla. “Comprobaremos que nadie lleve armas y para adentro”.

IMG_0867

TJ Williams se encarga de la fibra óptica – Fuente: www.lacolumna.cat

TJ Williams trabaja en una compañía que ofrece la infraestructura de fibra óptica para que los fotógrafos puedan colgar su trabajo, prácticamente a tiempo real, en Internet. Es su segundo año en la preparación de los Oscars. Se siente cómoda, pues lleva trabajando para la tele durante 20 años. “Definitivamente es un espectáculo. Es emocionante ver a las estrellas, estar en la alfombra roja pues no mucha gente puede hacerlo.  Lo aprecio pero es un follón”.

Almudena, enviada especial de TVE. - Fuente: www.lacolumna.cat

Almudena, enviada especial de TVE. – Fuente: www.lacolumna.cat

Almudena Ariza es corresponsal de TVE en Nueva York. Se acerca a Los Ángeles una vez al año para cubrir los Oscars. Esta es la tercera vez. Los define como un circo. Se reconoce curiosa y por eso le gusta  “pero si tuviera que hacer esto todos los días de mi vida me parecería un rollo”.  Añade, “es la fiesta del glamour, la fiesta del cine, la fiesta de la excentricidad, y a la gente le gusta”.

Berta y sus rosas - Fuente: www.lacolumna.cat

Berta y sus rosas – Fuente: www.lacolumna.cat

Arriba de todo de las escaleras, se encuentra Berta, mexicana de origen. Su rol consisten en abrir las rosas con la mano y colocarlas alrededor de las grandes estatuas de oro que se encuentran delante de los accesos al teatro. Es la cuarta vez que la compañía la encarga preparar los detalles florales del día de la gala. “Me gusta saber que una parte de todo esto lo hecho yo misma”. Sonríe y nos pide que la dejamos siguiendo trabajar. Teóricamente no podría estar hablando con nadie.

Carol Froehlich también viene desde Nueva York. “Mi objetivo es traer música, felicidad y calma a toda la locura que está teniendo lugar aquí. He estado cantando durante toda la preparación entreteniendo a la gente”. Ha estado haciendo contactos, la han entrevistado y cantado para las cámaras. También se define como ‘inspirational speaker’. Reparte tarjetas de contacto: “Te ayudaré a hacer tus sueños realidad”, reza.

IMG_0834

Carol Fröhlich ha venido a cantar – Fuente: www.lacolumna.cat

Mujeres trabajadoras, de diferentes edades y lugares. Ellas son el otro lado femenino de la alfombra; el balón de oxígeno ante tanta irrealidad.

Samuel Rubin
Barcelona - Los Angeles. Escriure des de 10.000 kilòmetres de distància només em fa voler estar més aprop.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*