Inici / Política / Catalunya / Una guerra silenciada de más de 59 días
En menos de dos meses, Cizre ha quedado totalmente devastada. // Autor Thomas van Linge
En menos de dos meses, Cizre ha quedado totalmente devastada. // Autor Thomas van Linge

Una guerra silenciada de más de 59 días

Un artículo de Sabela González

Cizre y Silopi, ciudades al sureste de Turquía, continúan en estado de guerra desde el pasado 14 de Diciembre, fecha en la que el ejército cerró ambas ciudades.

“No sabemos cuántas personas han sido asesinadas en Cizre. No hay datos exactos porque no hay ningún tipo de proceso de sanidad ahí”. Así declaraba el co-presidente del único partico pro kurdo con escaños en el Parlamento turco, Selahattin Demirtas. El último intento por parte del partido turco en el gobierno, el AKP liderado por Erdogan, ha desencadenado idas y venidas de tanques por las ciudades acompañados del ruido de las bombas y los disparos. Según el ejército, 18 rebeldes murieron en Cizre un día antes de que la operación terminara, cifra que se sumaría a la lista de 603 muertos desde el 14 de Diciembre. Además, otros 184 militares murieron durante el conflicto armado.

Quién hubiera imaginado que el mensaje enviado a principios de diciembre por parte del Ministerio Nacional de Educación conllevaría esta gran tragedia. “El gobierno ha enviado SMS a los profesores y personal de la administracion de Çizre y Silopi (Şırnak) informando de que se tomen unas vacaciones anticipadas, que preparen sus charlas desde sus ciudades”. Así relataba un miembro del partido HDP, Dilan Onuk, mientras se escondía junto con su familia en su casa de Şırnak. Al principio aseguraba que no iba a moverse de su ciudad, que había que resistir, pero tras saqueos, disparos por parte de del ejército y de las Unidades de Protección Popular (YPG) y militares por los pasillos de los hospitales gritando “vamos a limpiar esta ciudad”, el miedo se ha apoderado de ella y su familia, por lo que han tenido que huir a Diyarbakır, capital kurda en Turquía.

“Ignorar o encubrir lo que está sucediendo en la región de población kurda solo confirmaría la creencia generalizada en el sudeste, de que cuando se trata de operaciones policiales y militares contra los grupos armados kurdos, no hay límites: allí no hay ley”, ha añadido la representante de Human Rights Watch, Emma Sinclair-Webb.

¿El motivo de esta guerra? Se mantiene la línea de fuego que en su día levantó el adorado por casi todos los turcos, el expresidente Mustafa Kemal Atatürk, cuando declaró, una vez finalizado el Imperio Otomano, que todos los residentes de Turquía deberían ser turcos, con su única lengua y única cultura. Dejando a un lado todas las minorías del país, como es la kurda, que tan solo en Turquía asciende a más de 14 millones de habitantes repartidos por todo el país, pero sobre todo en la zona este.

Un vecino de Sirnak, Ümit Sömkem, asegura que el ejercito turco quiere abrir las calles y destruir las barricadas levantadas por el YDGH como medida para protegerse. “Va a estallar una gran guerra”, porque el pueblo kurdo no va a permitir que el ejercito entre y destruya sus casas, aseguraba ya a principios de diciembre, cuando nadie se esperaba semejante nivel de conflicto.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*