Inici / Actualitat / La breve historia del casino de la Arrabassada
Túneles del pavellón principal. Alex Puig -LaColumna.cat
Túneles del pavellón principal. Alex Puig -LaColumna.cat

La breve historia del casino de la Arrabassada

Un fotoreportaje de Alex Puig

Si nos adentramos en el parque de Collserola des de Barcelona, encontramos la carretera de la Arrabassada, una de las vías que conecta la ciudad condal con el Vallés Occidental a través del monte Tibidabo. Una extensa vía de curvas envuelta por un sinfín de estructuras derruidas e invadidas por la vegetación de la reserva de la Sierra de Collserola.

Recorriendo este parque natural descubrimos que oculta un pasado escrito en los interminables senderos y las misteriosas ruinas que componen la reserva. A principios del Siglo XX, se alzaba entre estos extensos bosques, el centro burgués más exclusivo de la ciudad de Barcelona; El gran casino de la Arrabassada. Un inmenso complejo de ocio situado en la ladera de la montaña compuesto por hoteles, restaurantes, un parque de atracciones y, evidentemente, un lujoso casino.

Una de las entradas al complejo. Alex Puig -LaColumna.cat

Una de las entradas al complejo. Alex Puig -LaColumna.cat

Una de las pocas salas que se conservan del casino. Alex Puig -LaColumna.cat

Una de las pocas salas que se conservan del casino. Alex Puig -LaColumna.cat

Los antecedentes del Gran Casino de la Arrabassada se remontan a principios del siglo XX durante la urbanización de la cima del monte Tibidabo y la construcción en la ladera de la montaña del Hotel-Restaurante de la Arrabassada. Con la intención de atraer a la burguesía barcelonesa, se construyeron salones de ocio, centros deportivos e incluso un santuario en medio de la montaña.

Adornos de la escalera central. Alex Puig -LaColumna.cat

Adornos de la escalera central. Alex Puig -LaColumna.cat

Túneles del pavellón principal. Alex Puig -LaColumna.cat

Túneles del pavellón principal. Alex Puig -LaColumna.cat

Bajando la montaña encontramos más salas y antiguos restaurantes. Alex Puig -LaColumna.cat

Bajando la montaña encontramos más salas y antiguos restaurantes. Alex Puig -LaColumna.cat

En el año 1910, se creó el Cercle de Extrangers por parte de la Societat Anònima La Arrabassada, representada por Josep Sabadell, con tal de ampliar el centro con un lujoso casino y un parque de atracciones. Su intención era hacer del juego su principal fuente de ingresos; algo que no podía fallar. Con la obsesión de atraer a turistas burgueses, crear un centro de negocios y hacer de Barcelona una ciudad más competitiva con el resto de ciudades europeas, las obras empezaron en 1910 inaugurándose el casino un año más tarde.

La montaña rusa en 1910. labarcelonadeantes.com

La montaña rusa en 1910. labarcelonadeantes.com

Túneles dónde cruzaba la montaña rusa. Alex Puig -LaColumna.cat

Túneles dónde cruzaba la montaña rusa. Alex Puig -LaColumna.cat

Túnel de la montaña rusa. Alex Puig -LaColumna.cat

Túnel de la montaña rusa. Alex Puig -LaColumna.cat

Lo más curioso fue que en esa época, la problemática del juego estaba ya en el punto de mira de las instituciones del país. Pero con las influencias de los inversores, sus promesas de destinar beneficios hacia fines benéficos y algún que otro soborno, pudieron salir airosos poco más de un año y medio. Las autoridades acabaron por regular el código civil terminando con el vacío legal que suponía el juego y ante las evidencias del Casino de la Rabassada, acabaron clausurándolo en 1912.

Entrada principal en 1910. Alex Puig -LaColumna.cat

Entrada principal en 1910. Barcelonarutas.com

La entrada principal. Alex Puig -LaColumna.cat

El balcón principal. Alex Puig -LaColumna.cat

Adornos. Alex Puig -LaColumna.cat

Adornos. Alex Puig -LaColumna.cat

En una de las pocas estructuras que quedan, se puede ver la cara de un jóker. Alex Puig -LaColumna.cat

En una de las pocas estructuras que quedan, se puede ver la cara de un jóker. Alex Puig -LaColumna.cat

El complejo perdió su principal fuente de ingresos pero no cerró por completo hasta 1930 puesto que el hotel-restaurante y el parque de atracciones siguieron en activo hasta la fecha. Después de unos años el centro acabó en bancarrota y fue abandonado dejando un curioso legado histórico en medio de los frondosos bosques de la Sierra de Collserola.

Para más información, los historiadores Pere Fábregas y Carlota Giménez del museo de Historia de Barcelona y escritores de El gran Casino de la Rabasada, historia de un sueño burgués, organizan rutas guiadas por los escabrosos caminos que recorren las extensas ruinas del gran complejo burgués.

La montaña rusa en 1910.  Labarcelonadeantes.com

La montaña rusa en 1910.
Labarcelonadeantes.com

IMG_0809

Lo que quedó de la montaña rusa. Alex Puig -LaColumna.cat

Alex Puig Ros
Barcelona, 1994. Interessat en l'art i la cultura urbana, en la passió per conèixer i viatjar i en el món del fotoperiodisme. Apassionat del parapent i dels esports de risc. Redactor i fotògraf a LaColumna.cat.

Un comentari

  1. Existe alguna posibilidad de averiguar nombres de croupiers que trabajaron en Casino Arrabassada?

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*