Inici / Esports / La Penya reverdece sus laureles
La Penya celebra su victoria ante el F.C. Barcelona. Fuente: ABC

La Penya reverdece sus laureles

Un artículo de Omar Naboulsi

El FIATC Mutua Joventut se ha clasificado para la Copa del Rey de baloncesto que se disputará en Gran Canaria del 19 al 22 de febrero.  El conjunto entrenado por Salva Maldonado finalizó la primera vuelta de la Liga con un balance de 13 victorias y tan sólo 4 derrotas, empatados en la segunda posición de la tabla con el Real Madrid, accediendo al torneo del K.O. como cabeza de serie. Estos resultados son fruto del gran trabajo realizado como bloque y la perfecta mezcla de jóvenes valores con veteranos comprometidos.

Y es que la Penya ha igualado el mejor arranque de temporada de la historia del club, superando a equipos tan ilustres como el de la temporada 93-94 (equipo campeón de la Copa de Europa) o el de la 2007-08 (liderado por Rudy Fernández y Ricky Rubio). El mérito de este conjunto es mayor si tenemos en cuenta que la Penya maneja un presupuesto de 3 millones de euros para todo el club, de los cuales entre 1’8 y 2 millones van destinados al primer equipo –el resto se destina a la cantera-.  En otras palabras, el Joventut dispone del segundo presupuesto más bajo de la Liga ACB y únicamente está por debajo  del Unicaja de Málaga (12 millones de presupuesto) en la clasificación, igualado con el Real Madrid (27 millones) y muy por encima de otras entidades como el F.C.Barcelona (25 millones) o el Valencia Basket (10’8millones).

Este pequeño milagro deportivo es gracias a la química reinante en el vestuario badalonés y la gran comunión entre equipo y afición. En la pista podemos ver como la Penya basa su juego en cortas posesiones, lanzamientos desde el perímetro y una férrea defensa. El equipo se sustenta en el liderazgo de extranjeros con talento y veteranía, ex-canteranos que vuelven a casa para acabar su carrera y jóvenes con ganas de demostrar su valía.

No obstante, en esta Penya donde el trabajo de bloque es la nota predominante, destacan dos nombres por encima del resto: Demond Mallet (36 años/1’88m) y Tariq Kirskay (35 años/1’99m). El primero es un base norteamericano que está disfrutando al máximo su segunda etapa en el club promediando 12 puntos por partido (14º máximo anotador de la Liga). Tras su marcha en el año 2009 después de haber ganado la ULEB Cup, la Copa del Rey y haber participado en la Euroliga, volvió este verano a Badalona con la idea de conquistar títulos y echar raíces en la ciudad, ya que Demond firmó un contrato por tres temporadas en el cual la última pasaría a formar parte del cuerpo técnico verdinegro. El otro nombre propio es Kirskay, el alero originario del Bronx sigue siendo el termómetro del equipo como ya lo fue la temporada pasada. Su máxima eficiencia en pista y su capacidad para sumar en todas las facetas del juego hacen de él uno de los mejores treses de la Liga, sino el mejor.

Asimismo, la consagración en el primer equipo de jóvenes como Álex Suárez (21 años) o Albert Ventura (22 años) y la gran aportación de los fichajes Clevin Hannah y Goran Suton hacen de la Penya un equipo muy difícil de defender, ya que cualquier jugador que esté en pista se siente capaz de anotar y superar al rival que tenga delante.

Estos grandes resultados cosechados por el Joventut no son fruto de un día, sino la culminación de un trabajo  realizado por el entrenador Salva Maldonado. El coach verdinegro cumple su cuarta temporada como entrenador de la primera plantilla. A día de hoy disfruta del mejor momento de su carrera siendo escogido por la AEEB (Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto) como mejor entrenador de la competición en los meses de diciembre y enero. Y no es para menos, Salva ha sabido dosificar a sus veteranos y sacar lo mejor de los canteranos, aparte de desarrollar un juego que engancha al público por la electricidad y vistosidad que desprende.

En definitiva, la Penya se ha ganado por méritos propios ocupar un lugar entre los mejores. La gran revelación de la temporada es el claro ejemplo de que con esfuerzo y saber hacer se puede llegar a alcanzar grandes cotas en el mundo del baloncesto sin hacer uso de fichajes estelares financiados por clubes de fútbol o entidades bancarias.

Omar Naboulsi Hernàndez
Redactor a LaColumna.cat. Amant de l'esport en general, del basquetbol en particular.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*