Inici / Esports / La receta americana
Grosjean inició la andanza de Haas con un sexto puesto. Fuente: Fox Sports.
Grosjean inició la andanza de Haas con un sexto puesto. Fuente: Fox Sports.

La receta americana

Un artículo de Francisco Rosal

La 67ª temporada de Fórmula 1 dio su pistoletazo de salida hace escasas fechas en Australia y ha deparado diversas sorpresas en los pocos Grandes Premios disputados. El dominio de Mercedes no parece tal ante la amenaza de Maranello, los grandes pilotos también tienen accidentes terroríficos, Red Bull luce bien tras su año de sequía y el recién llegado equipo Haas no ha dado el cante como sus predecesores de la era Mosley.

En su Gran Premio de debut cosecharon una gran sexta posición. A rio revuelto, ganancia de pescadores; aprovecharon la oportunidad que generó la bandera roja causada por el accidente de Alonso para aupar el monoplaza número 8 a una honrosa posición de puntos. Desde 2009 no puntuaba un equipo debutante. Con Jenson Button a los mandos Brawn GP ganó aquél primer Gran Premio, pero la historia es completamente diferente.

Completamente diferente porque Haas no es el ave Fénix que resurge de las cenizas de otra escudería de F1 como lo fue Brawn GP. Completamente diferente porque el modus operandi de los recién llegados es lo nunca visto en la historia del campeonato.

Gene Haas es el fundador de la escudería americana. Es el dueño de Haas, un fabricante americano de maquinaria industrial automatizada, tales como tornos computerizados o máquinas de prototipado rápido. Además es fundador y copropietario del equipo Haas- Stewart de la Copa NASCAR. Es un hombre que, pese a que sus negocios son ajenos, sabe que son las carreras; la brillante idea fue traer el modelo americano a la F1.

Haas no fabrica nada y si puede evitar lo de realizar el diseño, mejor. La parte del motor y la transmisión la compran a Ferrari y el chasis y la aerodinámica es de diseño propio junto a los ingenieros de Dallara. No se gasta ni un céntimo en costosos autoclaves, Dallara se encarga de ejecutar el diseño. Así se ahorran costes.

Naturalmente, con la segunda mejor unidad de potencia de la parrilla, un piloto talentoso como Romain Grosjean y buena inversión en el desarrollo del monoplaza (se habla de 100 millones de dólares de presupuesto para esta temporada) se pueden conseguir buenos resultados, como el de Baréin, donde mejoraron su resultado de Australia con un quinto puesto que le supo a victoria al francés. “Esto es increíble, el sueño americano”, espetó el piloto en la radio al cruzar la bandera ajedrezada.

Muchos de los equipos se quejan de new deal formulero. Hasta no hace demasiado, no fabricar tu propio chasis era contrario al reglamento y casualmente ha habido una enmienda ahora que entra un nuevo equipo. Fuera de lo que es acertado o no en el reglamento deportivo, lo que no puede suceder es que por intereses económicos de algún octogenario británico se mancille el reglamento. A veces en la Formula 1, cuando llueve, no es lo mismo para todos.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*