Inici / Cultura / Diari de Viatge / Los imperdibles de la Patagonia
Lago Pehoé en Torres del Paine. Bea del Corte - LaColumna.cat

Los imperdibles de la Patagonia

Un diario de viaje de Bea del Corte

En la parte más austral de América, puente para la remota Antártida, se encuentra la Patagonia, dividida entre Argentina y Chile. Llena de misterio, con un gran poder de seducción, lugares recónditos y un fuerte magnetismo que cautiva a todo visitante, este territorio latinoamericano tiene una superficie del tamaño de Colombia, aunque tan sólo cuenta con unos 2 millones de habitantes. Se cuenta que su etimología deriva de ‘‘pata – gau’’ (grande en portugués), por el conquistador Hernando de Magallanes que al ver las huellas de los pueblos nativos de la región -los tehuelches- que habitaban antes de su llegada se sorprendió por su magnitud.

A pesar de ser un vasto territorio lleno de paisajes mágicos, te invito a conocer algunos de sus lugares que considero imperdibles, donde la naturaleza es siempre la gran protagonista.

Perito Moreno

Nada de lo que hayas podido ver ni de lo que te hayan podido contar te prepara para la hipnótica puesta en escena del majestuoso Perito Moreno. El más conocido e imponente de los glaciares es uno de los focos turísticos más importantes de Argentina, en la provincia de Santa Cruz y ha sido declarado ‘‘Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad’’. Cada invierno, produce unas filtraciones de hielo formando un gigantesco túnel helado, que acaba derrumbándose cada año, provocando impresionantes olas y sonidos, siendo un inolvidable espectáculo para los visitantes. Tiene más de 70m de altura y 30km de longitud. Sin duda, el primer imperdible, en el Parque Nacional de los Glaciares.

El glaciar Perito Moreno. Bea del Corte – LaColumna.cat

Perito Moreno. Bea del Corte – LaColumna.cat

Torres del Paine

Catalogadas como ‘‘uno de los lugares más bonitos del mundo’’ o la ‘‘octava maravilla’’, las Torres del Paine embellecen una de las regiones más frías del sur de Chile, en Magallanes. Es uno de los lugares estrella del National Geographic; en una de sus ediciones la consideraron ‘‘el quinto lugar más hermoso del mundo’’ (cómo nos gusta catalogar y hacer rankings…). Puerto Natales es la ciudad más cercana, desde dónde se suele partir para admirar estos parajes, aunque la mayoría de visitantes prefieren quedarse unos días por los alrededores del parque viendo todas sus perspectivas, sobre todo para amantes del montañismo. Son rascacielos de roca, una belleza en escala imponente.

Lago Pehoé en Torres del Paine. Bea del Corte – LaColumna.cat

Lago La Serena en Torres del Paine. Bea del Corte – LaColumna.cat

Península Valdés

Y para el amante de los animales, en la Patagonia se pueden encontrar magníficos lugares para el avistamiento de varios tipos de animales. Leones y elefantes marinos, pingüinos, orcas y ballenas han elegido esta península, situada en la zona este patagónica, en la provincia del Chubut (Argentina) para llegar a sus costas y aparearse, por lo que se pueden presenciar varias fases de su ciclo vital, como algún nacimiento de estas criaturas. Sin duda, desde que visites Península Valdés y te maravilles con la libertad animal, empezarás a ver los zoológicos como un infierno.

Dos leones marinos macho peleando. Bea del Corte – LaColumna.cat

Elefantes marinos durmiendo. Bea del Corte – LaColumna.cat

Isla Magdalena

La verdad es que este destino es poco conocido o visitado en la Patagonia, pero guarda un encanto único. Se trata de una isla que alberga a unas 60.000 parejas de pingüinos. Para visitarla debes coger un ferry desde Punta Arenas, al sur de Chile, recorrer el estrecho de Magallanes durante 2 horas y llegar a la isla, donde los únicos habitantes, los pingüinos magallánicos, te darán una grata bienvenida. Estos animales acuden a la isla en septiembre para aparearse y tener sus crías, hasta marzo, cuando continúan el resto del año viviendo en el mar. Recorrerla al paso de estos animales, observar sus comportamientos y el instinto de fidelidad al tener una sola pareja en su vida, fascina a cualquier amante de la fauna.

Pingüino magallánico. Bea del Corte – LaColumna.cat

Pingüinos magallánicos y cormoranes volando. Bea del Corte – LaColumna.cat

El Chaltén

Desde el pequeño pueblo El Chaltén, en Argentina, se acceden a numerosas rutas de montaña, de diferentes niveles y con diversos paisajes: desde puntos panorámicos a pocos minutos de caminata, hasta expediciones de varios días o escalada de las grandes paredes verticales.

Por ello se le conoce como Capital Nacional del Trekking, y de nuevo con las clasificaciones, fue catalogada como la ‘‘segunda mejor ciudad del mundo para conocer’’. A partir de alguna de ellas se llega a lugares de gran belleza natural, como el eminente Monte Fitz Roy, bosques centenarios o lagos con fauna salvaje. Una visita a El Chaltén es una visita a la naturaleza en su estado más puro.

Monte Fitz Roy. Foto: www.recasur-rac.cl

Monte Fitz Roy. Foto: www.recasur-rac.cl

Flamencos en un lago de El Chaltén. Bea del Corte – LaColumna.cat

Así es Patagonia, una de las más isoladas bellezas del mundo, en sus dos versiones, Chile y Argentina, separadas por la cordillera de los Andes pero unidas con sus arrebatadores paisajes y su mística flora y fauna.

Redacció

Un comentari

  1. Precioso reportaje, fotos increíbles, gracias por enseñarnos pinceladas de tus viajes de una forma tan bella 🙂

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*