Inici / Cultura / Diari de Viatge / Marrakech, un destino exótico y barato
El zoco - Laura Aranda
El zoco - Laura Aranda

Marrakech, un destino exótico y barato

Viajar a Marruecos desde Europa se presenta como un destino exótico y barato a la vez que no muy lejano. Sus idiomas oficiales son el árabe junto con el francés, pero si nos movemos por las ciudades más grandes y turísticas, podemos encontrar taxistas que usan el inglés para poder comunicarse con sus clientes extranjeros. E incluso comerciantes que te soltarán un par de frases en Español.

La Medina - Laura Aranda

La Medina – Laura Aranda

Dulces en el zoco - Laura Aranda

Dulces en el zoco – Laura Aranda

La medina - Laura Aranda

La medina – Laura Aranda

Coca-Cola - Laura Aranda

Coca-Cola – Laura Aranda

La vida en Marrakech o Medina Al-Ham’rá (La Ciudad Roja) tiene dos matices opuestos; el bullicio de la gente que aborda a los turistas sin cesar y esa calma del té de menta que te hace olvidar todo lo demás. La ciudad del regateo, donde taxis y motos van como locos por calles peatonales, donde los gatos se acuestan en el asfalto y ni se inmutan por tu presencia.

Taxis de Marrakech - Laura Aranda

Taxis de Marrakech – Laura Aranda

Té de menta - Laura Aranda

Té de menta – Laura Aranda

El centro, plaza Jamaa el Fna, despierta al caer el sol. Vendedores ambulantes, adiestradores de monos, encantadores de serpientes, zumos naturales, comida marroquí… Plaza Jamaa el Fna es el sitio del turista. Pero lo mejor es perderse por el zoco para no encontrarse. Calles estrechas con ese mercado permanente en el cual puedes comprar de todo. Los olores y los colores inundan cualquier paseo que hagas por la gran ciudad, mientras edificios como mezquitas, palacios y museos van apareciendo en las calles laberínticas de la Medina. Terrazas en las que ver las calles de la ciudad, se abren para turistas como restaurantes y azoteas inundadas por colores en las que puedes probar la ensalada marroquí o el tajine de cordero. Una sensación similar pasa con los Riads (los pequeños hostales de Marruecos). Construidos alrededor de un patio, son como entrar en un cuento árabe.

Plaza Jamaa el Fna - Laura Aranda

Plaza Jamaa el Fna – Laura Aranda

Plaza Jamaa el Fna - Laura Aranda

Plaza Jamaa el Fna – Laura Aranda

Plaza Jamaa el Fna - Laura Aranda

Plaza Jamaa el Fna – Laura Aranda

El zoco - Laura Aranda

El zoco – Laura Aranda

El zoco - Laura Aranda

El zoco – Laura Aranda

El zoco - Laura Aranda

El zoco – Laura Aranda

Fuera de la ciudad descubrimos los jardines (La Menara y el Jardín Majorelle) y el gran Palmeral donde encontramos más de cien mil plantas, en el cual los turistas pueden dar un paseo en camello mientras aparecen grandes construcciones amuralladas, palacios de millonarios marroquís o hoteles de lujo.

El Palmeral - Laura Aranda

El Palmeral – Laura Aranda

Marrakech, la ciudad en la que puedes encontrar la lámpara maravillosa, en cualquier rincón.

Laura Aranda
Estudiante de fotoperiodismo. Cierro los ojos, enciendo mi cámara.

Un comentari

  1. Esplendida fotografia. Fotoreportatge pe a agencia de viatges.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*