Inici / Esports / Creuant l'Atlàntic / NBA: Candidatos al “MVP por violencia de género”
Adam Silver quiere endurecer las sanciones en la NBA por violencia de género. Fuente: Somosnba.com
Adam Silver quiere endurecer las sanciones en la NBA por violencia de género. Fuente: Somosnba.com

NBA: Candidatos al “MVP por violencia de género”

Un artículo de Jordi Abella, Jordi Mèlich y Omar Naboulsi

La NBA es, probablemente, la liga más mediática del mundo. Conocida por su buena organización y capacidad para atraer aficionados e ingresos, también tiene defectos que corregir. La NBA es ejemplar en el uso de multas y sanciones a jugadores, pero hay un apartado en el cual flojean: la violencia de género. La liga ha estado muchos años multando a jugadores por temas relacionados con drogas, malas actitudes en la pista y hasta por no cumplir el código de vestimenta al llegar a un partido.

Los malos tratos en la NBA no son una novedad. Durante la última década, muchos casos sonados han afectado el desarrollo de la liga. La NBA no se puede permitir la mala fama que estos casos aportan, y el comisionado de la misma liga, liderado por Adam Silver, ha decidido poner remedio a la situación.El último incidente relacionado con la violencia de género ha tenido lugar en el entorno de los Charlotte Hornets. Jeffery Taylor fue arrestado el pasado 25 de septiembre acusado de violencia doméstica tras una pelea con su pareja en el estado de Michigan. El jugador ya ha sido apartado de cualquier actividad por parte del equipo presidido por Michael Jordan, mientras la NBA investiga todo lo sucedido.

Jeffery Tayler, último nombre de esta nefasta lista. Fuente: ha10.es

Jeffery Tayler, último nombre de esta nefasta lista. Fuente: ha10.es

Durante este verano, el incidente de más revuelo fue protagonizado por Greg Oden, el número 1 del Draft 2007 lastrado por continuas lesiones de rodilla, quien se enfrenta a una posible condena de 6 años de cárcel por romper la nariz, provocar cortes y moratones a su novia tras varios puñetazos. La pasada temporada el ala-pívot Dante Cunningham fue arrestado por violencia doméstica. Este suceso ha motivado que ninguna franquicia de la NBA se interese por contar con sus servicios y actualmente se encuentra sin equipo.James Johnson, alero de los Toronto Raptors, fue también arrestado por tratar de estrangular a su esposa. En 2013 Jared Sullinger, talentoso interior de Boston Celtics, fue juzgado por agredir a su novia durante una disputa doméstica. En el año 2009 tanto Dennis Rodman como Matt Barnes siguieron el mismo camino que Sullinger.

Nombres ilustres de la historia de la NBA como Jason Kidd (actual entrenador de los Milwakee Bucks) o The Panda’s Friend (anteriormente conocido como Metta World Peace y Ron Artest) también se vieron involucrados en escándalos de violencia doméstica en el año 2007. No obstante, el cuatro veces all star Alvin Robertson es el que se lleva la palma: secuestró y obligó a prostituirse a una niña de 14 años.

Alvin Robertson, 4 veces All Star, secuestró e hizo prostituirse a una niña de 14 años. Fuente: Cincodays.com

Alvin Robertson, 4 veces All Star, secuestró e hizo prostituirse a una niña de 14 años. Fuente: Cincodays.com

Ya hace muchos años que suceden hechos relacionados con la violencia de género en el deporte americano. Aun así, no ha sido hasta ahora que las ligas se han puesto como objetivo erradicar estos hechos que tanto ensucian la imagen deportiva del país. Esta nueva situación viene dada por el escándalo que ha creado la circulación de un vídeo en el que se ve a Ray Rice, un importante jugador de la NFL (la liga de futbol americano) agrediendo a su mujer. Por ello, Rice ha sido suspendido de por vida por la liga, y a partir de su sanción se han fijado unos castigos básicos: seis meses de suspensión para el agresor y un año para aquél que reincida.

La NBA no ha sido nunca partidaria, hasta el día de hoy, de sancionar a sus jugadores por abusos sexuales. Aun así, sí lo ha decidido hacer con jugadores a los que han detenido en posesión de drogas o en otros incidentes como peleas, el uso de armas o escándalos públicos. Por eso, Adam Silver y su nuevo comisionado, que se hizo cargo de la mejor liga de baloncesto el pasado 1 de Febrero, quiere centrar sus esfuerzos en un tema de alta preocupación social que lleva manchando el nombre de la liga y de sus estrellas desde mucho tiempo atrás.

La primera medida que se ha decidido instaurar es la de sancionar al culpable de agresión con un mínimo de diez partidos, además de la consecuente multa que la franquicia o la propia liga decida implantar. Dejando a un lado las medidas deportivas y económicas de las que la NBA ha anunciado “volver a echarles un vistazo”, existen otras que recurren a la formación de sus jugadores. Silver declaró el mes pasado que para erradicar este problema se debía trabajar desde la formación estudiantil de los baloncestistas. La gran mayoría de estos llegan a la liga con estudios universitarios, aunque tanto las universidades como la propia NBA no se toman demasiado enserio su educación, prefieren centrarse en el baloncesto. Para erradicar este problema, no solo se debería educar a los futuros deportistas, sino a las generaciones futuras, pues muchos de los llegados a la competición proceden de barrios marginales donde el consumo de drogas o la violencia de género son hechos que se producen día a día.

Como última medida, el comisionado de Adam Silver ha decidido implantar un dispositivo que se encargue de garantizar la seguridad de las esposas de los jugadores. Esta medida se llevará a cabo mediante centros o números telefónicos a los cuales las mujeres puedan acudir a contar sus preocupaciones e inquietudes sobre el tema. Con este programa se pretende prevenir futuras agresiones y garantizar la seguridad de las propias esposas. Aun así, el mismo Silver recordaba en una reciente rueda de prensa que este “es un problema de la sociedad, no es exclusivo del deporte”.

Jordi Abella Vilarò

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*