Inici / Les Columnes / Pedro, ¿serás fuerte?
Fuente: RTVE.es
Fuente: RTVE.es

Pedro, ¿serás fuerte?

Una columna de Jaume Palomar

Después de ver y analizar los resultados del 20D, después de sacar la calculadora una y otra vez, y después de escuchar las reacciones post escrutinio de los protagonistas, es imposible parar de reír con el marrón que le espera al PSOE.

Aunque hayan salvado la segunda posición y aunque el batacazo no haya sido tan fuerte como se esperaba, los resultados electorales han metido a los “socialistas” en un callejón sin salida. ¿Por qué? Porque tienen la llave de lo que pueda pasar en los próximos días, pero cualquiera de los escenarios futuros posibles les condena. La investidura de Pedro Sánchez parece que queda descartada, así que, o alguien del PP es presidente (no necesariamente Rajoy), con la inestimable colaboración del PSOE, o vamos a unas nuevas elecciones en pocos meses con la tendencia en caída libre de los “socialistas”.

La investidura de Pedro Sánchez como presidente queda descartada porque necesitaría a Podemos, o bien para votarle en la investidura por mayoría simple (junto con la abstención de C’s) o bien para formar coalición de gobierno. Esta segunda opción parece la más inverosímil de todas, para empezar, por lo lejos que se ven las líneas rojas para pactar entre PSOE y Podemos. La más clara es el derecho a decidir de las diversas naciones que forman el estado español y el reconocimiento de la plurinacionalidad del mismo. Pero es que además hay que recordar que PSOE y Podemos solo suman 159 diputados (90+69) y para llegar a la mayoría absoluta de 176 para la investidura necesitarían el apoyo de los partidos nacionalistas.

Insisto: las líneas rojas del PSOE están muy lejos de poder contentar a estos partidos.  Bueno, lejos de contentar a Democràcia i Llibertat a lo mejor no tanto. No quiero ser mal pensado, pero ayer me pareció oír a Artur Mas desenterrando por momentos viejas costumbres negociadoras de su partido con Madrid, coqueteando con la tercera vía y el pacto fiscal. No le hizo ni pizca de gracia a Oriol Junqueras, que fue entrevistado por TV3 justo después de las declaraciones de Mas.

Pero volviendo al tema, al no poder ser presidente, a Pedro Sánchez le quedan dos posibilidades: o nuevas elecciones o alguien del PP presidente. Si alguien del PP acaba siendo investido gracias a la abstención del PSOE y de Ciudadanos (esta última ya anunciada), no sé hasta qué punto los votantes socialistas seguirían dándoles su confianza. Si además de la investidura, se llegase a un pacto de coalición de gobierno con los populares, los socialistas estarían reproduciendo lo que hizo el PASOK, y todos sabemos cómo acabó el partido griego. Pero no lo descartemos, ya han empezado las presiones por parte de Alemania y de los poderes económicos europeos para buscar un pacto de gobierno estable en España. ¡Que los mercados no se pongan nerviosos! Eso por encima de todo.

La última opción para nuestro pobre Pedro es no investir a nadie, ir a unas nuevas elecciones y rezar. Tampoco creo que sea una buena idea para el PSOE. Después de obtener los peores resultados de la historia reciente del partido, el lío interno que se podría formar para decidir el candidato sería considerable. Las malas lenguas dicen que Susana Díaz se está frotando las manos desde Andalucía.

Además, la entrada con fuerza de Podemos en el Congreso y la tendencia política en España hace previsible el sorpasso en la 2ª fuerza si volvemos a las urnas. Todavía podría ser más seguro dicho sorpasso si Podemos  y Unidad Popular-Izquierda Unidad confluyeran de una vez por todas en esas hipotéticas nuevas elecciones. Aunque se trate solo de simples datos, sin tener en cuenta otros factores, si sumamos los votos de una y otra formación en el 20D, la confluencia hubiera obtenido más de 6.000.000 de votos, superando al PSOE en medio millón, y 85 diputados, por 88 de los socialistas.

En fin, que haga lo que haga Pedro Sánchez y haga lo que haga el PSOE, estarán cavando su propia tumba. Dependiendo de la decisión, la tumba será más o menos honda, pero será. La situación es complicada para el líder socialista, sin duda, pero divertida para la salud democrática de este país. Pobre Pedro, le ha tocado a él comerse el marrón. Pedro, sé fuerte.

Estudiant de periodisme. Normalment escric sobre esports, però també em fascina la història i la política, sobretot la més propera.

Un comentari

  1. mOlt bo, pero el falta analizar el altere escenari. nOves elección on Pedro Sánchez no dos el candidato. Susana Díaz?, perqué no la Carme Chacón?

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*