Inici / Cultura / Cinema / SITGES’14 |’I Origins’ gana el Festival de Sitges con un palmarés muy variado’
Cartel "I Origins" -festivalsitges.com

SITGES’14 |’I Origins’ gana el Festival de Sitges con un palmarés muy variado’

Una cobertura de Mireia Mullor

El jurado oficial de la 47 edición del Festival de Sitges ha otorgado el premio a la Mejor Película a  “I Origins”, de Mike Cahill. “Es la película sobre la que tuvimos muchas discusiones. Se atreve a hacer preguntas muy grandes y las mezcla con temas espirituales, temas del amor… Puedo decir que es mi película favorita por la gran dirección y interpretación de los actores” explicaba el miembro del jurado Charles de Lauzirika. “Es una gran película, la más bonita del festival”, comentaba. 

Una de las películas que sonaba en las quinielas para llevarse el premio más importante de Sitges era “The Babadook”, la más terrorífica de toda la programación. Finalmente se ha quedado con el nada desdeñable Premio Especial del Jurado, y se estrenará a nivel nacional en enero del año próximo. “Es la película más aterradora que he visto en los últimos tiempos”, decía otro de los miembros del jurado oficial. 

Las categorías interpretativas han sido en ambos géneros compartidas. Por parte femenina, el premio a la mejor actriz ha recaído en Essie Davis por “The Babadook” y Julianne Moore por “Maps to the stars”. Por parte masculina, como decíamos, exaequo, ha sido para Nathan Phillips por “These final hours” y Koji Yakusho por “The World of Kanako”. 

En lo que respecta al jurado oficial, completan el Palmarés 2014 con el Mejor Guión para “Young ones”, de Jake Paltrow, la Mejor Fotografía para “Jamie Marks is dead”, de Carter Smith, los Mejores Efectos Especiales para “The Signal”, de William Eubank, y finalmente el Premio al Mejor Cortometraje – otorgado por la revista Fotogramas – a “Oscar desafinado”, de Mikel Alvariño. Además, dado el nivel que han presentado las películas a competición esta edición, el Jurado Oficial ha concedido cuatro menciones especiales: “Pos eso”, “What we do in shadows”, “A girl walks home alone at night” y “Spring”. 

Pero no todo son jurados profesionales, sino que el Premio del Público es uno de los más importantes, ya que son los propios espectadores los que toman parte activa en el festival. Este año, “What we do in shadows”, el falso documental sobre la vida diaria de unos vampiros modernos, ha cautivado a la audiencia de Sitges, que la ha elevado a esta distinción patrocinada por El Periódico de Catalunya.

Àngel Sala, director del festival, ha hecho balance de esta edición. Constataba en rueda de prensa que las cifras de espectadores han sido similares a las del año anterior lo que, dice, indica que el público de Sitges es muy fiel. “Hoy en día que se sabe al minuto las reacciones del público a través de las redes sociales, he visto que este año la gente ha salido más contenta de las películas y eso me satisface tremendamente” comentaba Sala. “Lo que ha valorado el publico también es la variedad”, comenta. Y es que la programación de este año ha contado con cine de terror inteligente, producciones millonarias y de bajo presupuesto, de orígenes muy diversos y temáticos muy originales. Sobre todo, Àngel Sala destacaba, además,  la gran presencia de los profesionales jóvenes entre los premiados. 

Otros premios de esta 47 edición

Citados los premios importantes, reproducimos aquí la lista de los premiados en otras categorías. 

PREMIOS SECCIÓN OFICIAL FANTÀSTIC ÒRBITA

Premio a la mejor película: HYENA, de Gerard Johnson.

Premio al mejor director: COLD IN JULY, de Jim Mickle.

Mención especial: ’71, de Yann Demange.

PREMIOS SECCIÓ OFICIAL FANTÀSTIC PANORAMA

Premio al mejor largometraje: THE TREATMENT, de Hans Herbots.

Mención especial: CREEP, de Patrick Brice.

PREMIOS MÉLIÈS D’ARGENT 

Premio al mejor largometraje: GOODNIGHT MOMMY, de Veronika Franz y Severin Fiala.

Premio al mejor cortometraje: AUTUMM HARVEST, de Fredrik S. Hana. 

PREMIOS DE LA CRÍTICA

Premio José Luis Guarner a la mejor película: RÉALITE, de Quentin Dupieux.

Mención Especial de la crítica: GOODNIGHT MOMMY, de Veronika Franz y Severin Fiala.

 

PREMIOS CITIZEN KANE

Premio al mejor director novel: A GIRL WALKS HOME ALONE AT NIGHT, de Ana Lily Amirpour.

Mención especial: WHEN ANIMALS DREAM, de Jonas Alexander.

PREMIOS NOVES VISIONS

Premio a la mejor película de ficción: HAN GONG-JU, de Lee Su-jin.

Premio a la mejor película de no ficción: NON-FICTION DIARY, de Jung Yoon-suk.

Mención especial: THE DUKE OF BURGUNDY, de Peter Strickland.

PREMIOS FOCUS ÀSIA 

Premio a la mejor película: MAD SAD BAD, de Han Ji-seung, Kim Tae-yong y Ryoo Seung-wan.

Mención especial: HWAYI: A MONSTER BOY, de Jang Joon-hwan.  

PREMIOS ANIMA’T

Premio al mejor largometraje de animación: THE SATELLITE GIRL AND MILK COW, de Chang Hyung-yun.

Premio al mejor cortometraje de animación: PINEAPPLE CALAMARI, de Kasia Nalewajka. 

Mención especial: DINNER FOR FEW, de Nassos Vakalis.

PREMIO BRIGADOON PAUL NASCHY

Premio al mejor cortometraje presentado en esta sección: LINE UP, de Àlex Julià.

PREMIOS JURAT CARNET JOVE

Premio a la mejor película de secció oficial fantàstic sitges 47: 

A GIRL WALKS HOME ALONE AT NIGHT, de Ana Lily Amirpour  y CUB, de Jonas Govaerts.

Premio a la mejor película  de la secció midnight x-treme: THE HOUSES OCTOBER BUILT, de Bobby Roe.

Premio emergentes: AMOR ETERNO, de Marçal Forés.

Premio experimenta: THE TRIBE, de Myroslav Slaboshpytskiy.

PREMIOS PHONETASTIC SITGES MOBILE FILM FESTIVAL

Premio al mejor cortometraje: SECTOR ZERO 4, de Alfonso García López.

Premio del público: INTRUSOS, de Iván Mourin.

PREMIO BLOOD WINDOW: THE STRANGER, de Guillermo Amoedo.

PREMIOS SGAE NOVA AUTORIA

Premio a la mejor realización: Víctor Alonso Berbal, por PUÑO Y METAL, de la Universitat Pompeu Fabra.

Premio al mejor guion: Joaquim Barceló por DINOSAURIOS, de Joaquim Barceló y Amanda Gómez, de la Universitat Ramon-Llull-Blanquerna Comunicació.

Premio a la mejor música original: Alain Gómez Reglá y Luis Daniel González por PILATO, PILATO, de Roberto Russo, de l’Escola de Cinema Bande à part.

PREMIO SITGES CINE365 FILM: Gerardo Herrero y Carles Torrens.

‘A hard day’ salva un día lleno de fracasos (09/10/2014)

Escena de “Annabelle” - sitgesfilmfestival.com

Escena de “Annabelle” – sitgesfilmfestival.com

 

Salió por fin el sol en Sitges, pero no hubo buen tiempo para los estrenos del día. Decepción general en las grandes proyecciones que estaban planeadas para este miércoles, algunas previsibles y otras grandes sorpresas en el sentido más negativo. Suerte que había un coreano dispuesto a alegrar un poco las ansias cinéfilas del público de Sitges.

“Oculus” y “Annabelle” forman parte de ese tipo de cine que se conoce popularmente como cine de sustos. No hay más de lo que indica su propio nombre. Cuando uno entra a verlas, sabe a lo que va y a lo que se expone. Y no me refiero únicamente a la posibilidad de sufrir un infarto, sino a entrar a sabiendas de que probablemente no te sorprenderá ni te descubrirá una historia digna de emocionar. Me encantaría decir que me han dado con un canto en los dientes con esta última frase, pero la realidad es que las pelis de sustos de hoy en Sitges no lo han hecho. Y es que se presentaban por partida doble una historia sobre un espejo maldito que controla a las personas y otra sobre una muñeca diabólica prima hermana de Chucky, historia a cada cual más original – nótese la ironía. A “Oculus” se le puede reconocer la habilidad para combinar presente y pasado durante todo el film, logrando que el espectador confunda en muchas ocasiones lo actual con los recuerdos, y la realidad con la imaginación. Ese juego psicológico con la audiencia funciona muy bien en el cine de terror, pero es una lástima que se quede en una teoría interesante con un desarrollo argumental pésimo. Nada que decir de “Annabelle”, que directamente ha levantado por primera vez en esta edición del festival los abucheos y silbidos del público presente. Esperemos que no se entere la muñeca protagonista del film, que vigila imponente las taquillas del Hotel Melià.

Después de esto, no esperaba encontrar otro fracaso tal, pero nuevamente me equivocaba. “The Double”trata de un joven invisible a todos los de su alrededor, cuya vida se ve un día invadida por una especie de clon de su cuerpo pero en la antítesis de su personalidad. Hay momentos buenos, frases ingeniosas e incluso una estética bastante conseguida. Pero aun así, la película se pierde entre las tonterías y amoríos varios del clon seductor y las penurias del original. Si no es suficientemente exasperante de por sí ver aJesse Eisenberg en su habitual papel de chico tímido y paradete, “The Double” le añade una historia inverosímil, aburrida y que nos deja la sensación de ser una cosa ya más que vista. El mejor momento de la película ha sido, sin duda, el apagón de luz de 15 minutos en el Auditori del Hotel Melià, que ha trastocado todos los horarios de la tarde.

Escena de “Aux yeux des vivants” - sitgesfilmfestival.com

Escena de “Aux yeux des vivants” – sitgesfilmfestival.com

Y no se vayan que aún hay más. Las altas expectativas en torno a la nueva película de Alexandre Bustillo y Julien Maury, creadores de esa genial “Al interior”, se respiraban en el ambiente. Aquella brutalidad que supuso la historia de una mujer embarazada enfrentándose a una intrusa que quería arrancarle el bebé de sus entrañas estaba en la mente de todos mientras se presentaba el film en el Auditori. Pues bien, “Aux yeux des vivants” es completamente diferente, como ya vaticinaban sus propios directores presentes en la proyección. Y el caso es que empieza muy bien, con una fuerte primera escena de sangre y violencia que nos hacía engordar más y más esas expectativas. Lástima que se hayan ido desinflando entre el recato de las muertes siguientes y las lagunas inexplicables de la historia. Era por momentos ridícula, basada en un “monstruo” que ni asusta ni se comprende. Batacazo monumental de estos alabados directores franceses, que desde hace años tienen un sitio de honor en el Festival de Sitges.

Escena de “A hard day”. Fuente: tiff.net

Escena de “A hard day”. Fuente: tiff.net

Pero siempre hay algo que viene para salvar el día, y hoy ha sido “A hard day”, uno de los mejores thrillers de acción que hemos visto en esta edición de Sitges. Superando de lejos a la también coreana que pudimos ver el primer día de festival, “The target (El objetivo)”, este film juega con un humor negrosofisticado y escenas de tensión muy logradas, que desembocan en un relato entretenido y de calidad. La trama gira sobre un policía que atropella accidentalmente a un hombre, momento desde el cual se verá envuelto en una guerra que no es la suya y que involucra a su entorno más de lo que cree. El director surcoreano Kim Seong-Hun, que se hacía un selfie con la sala del Melià durante su presentación este miércoles, firma un film de policías corruptos, asesinatos y misterios, que roza la comedia con brillante armonía. Curioso que sea precisamente “A hard day” la que nos ha mejorado un día tan poco productivo en Sitges.

 

Apocalipsis, traumas personales y la última de Cronenberg,  lo más destacado del martes (08/10/2014)

Julianne Moore en “Maps to the stars” - theguardian.com

Julianne Moore en “Maps to the stars” – theguardian.com

Día muy completo en el Festival de Sitges: desde un repaso a la superficialidad del estrellato cinematográfico hasta un apocalipsis inminente sin sentido, sin olvidarnos de los conflictos de personalidad tanto internos como familiares. Como veis, martes agitado, pero no revuelto.

Después de pasar por algunos de los festivales internacionales más importantes, “Maps to the stars”llega a Sitges en un único día de proyección y en la sección Oficial Fantàstic Especial. Lo último de David Cronenberg, director de películas de la talla de “Crash” o “The Dead Zone”, se ha recibido en el Auditori del Hotel Melià con aplausos y algún que otro apagón de luz, que algunos relacionaban con la tensión del momento. Cronenberg se viste del crítico más brutal y analiza la élite de Los Ángeles, esos nombres insertados en las estrellas que recorren con solemnidad las aceras de la ciudad estadounidense. Cuando se vive tan alejado del día a día de la gente corriente, la burbuja en la que vives se ensancha hasta no ser capaz de ver más allá. Y esto es, según Cronenberg, lo que le pasa a algunas figuras hollywoodienses. Nos lo cuenta, además, como una sátira, una burla de todos ellos, dejándonos escenas verdaderamente surrealistas y crueles sobre qué están dispuestos a hacer para ser el ombligo del mundo de todos los que les rodean. Mia Wasikowska, Robert Pattinson, John Cusack, Julianne Moore y Carrie Fisher son algunas de las caras conocidas que nos brinda “Maps to the stars”, posiblemente uno de los títulos que más sonará comercialmente los próximos meses.

Escena de “Jamie Marks is dead”. Fuente: filmguide.sundance.org

Escena de “Jamie Marks is dead”. Fuente: filmguide.sundance.org

De la excentricidad pasamos a la sencillez. “Jamie Marks is dead” es una de las grandes joyas de hoy, y puede que de todo el festival. Un joven que sufre bullying en el instituto es hallado muerto y tras el incidente empieza a aparecerse en la vida de uno de sus compañeros – uno de los que no se metían con él.El mundo de los vivos se fusiona con el de los muertos en un relato sensible y emocionante, que transmite los sentimientos de los jóvenes con cada escena. El periodo de la adolescencia, sus problemas e inseguridades, son el tema central de la película, que divaga en un espacio de convivencia con los fantasmas. Es hermosa, casi poética, la forma en que estas dos dimensiones se funden en una conexión casi total, que hará evolucionar al protagonista hasta las temidas preguntas ‘quién soy y qué voy a hacer’. Panfleto denunciatorio del acoso escolar, “Jamie Marks is dead” es además un retrato de unos jóvenes que no encuentran su lugar en el mundo.

Los gemelos de “Goodnight mommy” -teenagethunder.com

Los gemelos de “Goodnight mommy” -teenagethunder.com

Fuera de críticas y sentimentalismos, encontramos las dos películas más bestias del miércoles. Primero está la inocente “Goodnight mommy”, la historia de dos gemelos cuya madre ha tenido que ser operada de la cara por un accidente. Estos niños empezarán a sospechar que esa mujer que dice ser su madre no lo es, y urdirán planes tortuosos para que lo confiese. Estremecedora historia del dolor de la pérdidacontada con impactos visuales pero también tirando de lo cómico de ver a dos hermanos gastándole trastadas a su madre. Aunque luego se les vaya un poco de las manos… Por último, la apocalíptica“These final hours”, que nos relata las últimas 12 horas de la humanidad en una ciudad australiana. El protagonista, un musculitos atractivo que juega a dos bandas en el amor, se ve indeciso y es demasiado cobarde como para tomar la decisión de cómo gastar sus últimas doce horas de vida. Así que se marca como misión llevar a una niña perdida con su padre, en un viaje que le hará ver qué es lo realmente importante en su vida. No es hasta el fin del mundo que uno se da cuenta de lo que tiene, de lo que le sobra y le falta.  Fuera de este mensaje, el film se desarrolla en un terreno muy neutral entre la violencia y la emotividad, por lo que no llega a transmitir cosas ni en un sentido ni en otro. Está vacía, aunque muy bien hecha.

‘L’altra frontera’, la producció catalana que posa remei al problema de la immigració (08/10/2014)

Ariadna Gil a “L’altra frontera” - actualidadcine.com

Ariadna Gil a “L’altra frontera” – actualidadcine.com

Sí, ho heu llegit bé. Una producció catalana ha descobert la solució per decidir com filtrar els immigrants que entren a una regió. Excedents de població al teu territori? Vols, a més, monopolitzar la quota de pantalla televisiva? Llegeix atentament, perquè “L’altra frontera” té la fórmula: construir una barrera i fer que els nouvinguts competeixin davant les càmeres per guanyar-se la simpatia i el suport d’un públic omniscient. Un reality show més proper al sentimentalisme de Telecinco que no a propostes més macabres com “Battle Royale” o “Los juegos del hambre”, plantejat en base a un país abstracte i totalment descontextualitzat, això sí, amb un greu problema migratori causat per una guerra.

Malgrat els precedents de la proposta, considerablement millors i més interessants, “L’altra frontera” ens deixa temes per reflexionar i on podem endevinar la crítica que amaga el seu director. En primer lloc, nosaltres com espectadors. Esclaus del morbo i del consum desmesurat, fans de “Sálvame” i “Hay una cosa que te quiero decir”, addictes a les històries alienes més que a les pròpies per oblidar una realitat de la que ningú no es voldria adonar. Caiem presos d’aquesta voluntat de la televisió d’acontentar a les masses, donant-los personatges que criticar o emocions prefabricades amb les quals plorar. I, en el cas del film, per determinar quin dels immigrants és més apte per accedir al país. Sang freda portada a l’extrem, però que no s’allunya tant de propostes televisives actuals. Com ja s’ha dit, la immigració sembla ser un problema per la regió que protagonitza la pel·lícula. D’alguna manera, és una forma de fer veure a l’audiència quants prejudicis tenim a l’hora de jutjar un immigrant. De com establim immigrants de primera, segona i inclús tercera, en base al seu aspecte o la seva cartera. Reflexionar sobre les nostres visions individuals és el primer pas per eliminar el racisme implícit a la nostra cultura com a societat.

Una autèntica barbaritat portada a l’extrem cinematogràfic i que André Cruz Shiraiwa porta a la pantalla amb pulcritud i bon ritme. Per ser una sessió matinera de Sitges, “L’altra frontera” ha aconseguit cridar l’atenció, però s’excedeix en les seves intencions. Aquesta pel·lícula catalana innova en quant al que estem acostumats a veure del nostre cinema nacional, però està evidentment influenciada pels últims èxits americans sobre telerealitat futurista.

 

‘I Origins’ y ‘The Guest’ destacan en un domingo lluvioso en Sitges (07/10/2014)

Escena de “I Origins” - sitgesfilmfestival.com

Escena de “I Origins” – sitgesfilmfestival.com

Desde bien temprano, la lluvia inundaba las calles de Sitges y los rayos iluminaban el cielo. Para aquellos con sesiones a las 8:30h de la mañana, llegar a la sala fue una odisea, aunque al salir de la proyección el sol ya asomaba y la tormenta era casi inexistente. Cosas del tiempo que nunca entenderemos. El domingo ha sido maratoniano en el Auditorio del Hotel Melià de Sitges. Cuatro películas, tremendamente diferentes entre sí, han ocupado la programación principal. Pero si hay dos que han marcado la jornada del día, sin duda son “I origins” y “The Guest” (obviando la proyección única de la triunfadora de San Sebastián, “Magical Girl”, en el cine Prado).

“I Origins” es una de esas películas que llegan. Es un constante ensayo sobre la relación entre la fe y la ciencia, que se desenvuelve de forma sorprendente en todas las etapas de la misma. Habla del amor, de la espontaneidad y la madurez, de cómo las cosas se tuercen sin apenas darnos cuenta, para después divagar sobre si fue cosa del destino o si rompimos la cadena sin más. Habla del cambio, de elegir tu camino personal y profesionalmente, y aceptar que nunca se puede dejar de aprender. “I Origins” es una historia emocionante, cuya primera parte parece estancarse, para después dar un giro inesperado que tuvo a la audiencia expectante. Una búsqueda, de uno mismo y de la verdad, si es que la hay. El film nos cuenta la historia de un médico obsesionado con los ojos, con estudiar su evolución y demostrar que la Iglesia se equivoca al ponerlos de ejemplo en su negativa de la teoría de la evolución. Esta premisa avanzará hasta una investigación fascinante que plantea hipótesis sobre la teoría de la reminiscencia y la conexión que nuestros tienen con ella. Simplemente apabullante, desprende emoción y sensaciones y equilibra la temática del Festival de Sitges, que poco a poco ha dejado de encasillarse en el cine de terror. Aunque quizás este hecho sea criticable por muchos de sus seguidores. “The Guest” es otro cantar. Nada de sensiblerías ni cosas profundas, vayamos al grano. Dan Stevens, más conocido por su papel en “Downton Abbey”, interpreta a un soldado que vuelve a la casa de uno de sus compañeros fallecido en combate. Poco a poco se gana a la familia, que lo acoge sin reservas, aunque luego irán descubriendo quién es y por qué está allí. El personaje de Stevens es un sex symbol, sin más. Su forma de moverse, de hablar, de estar serio y de repente sonreír, de mirarte directamente como si viera algo que los demás no ven. Este era el personaje sobre el guion, y Stevens lo clava. “The Guest” tiene esa ironía, ese toque seductor de una película de acción movida por la intención de sus creadores de entretener. Es un film muy propio del Festival de Sitges, y así lo recibió el público, que tenía un aplauso ensordecedor para cadagag humorístico y cada muerte o pelea. A menudo se infravalora la capacidad para crear una película con ritmo, encanto y emoción, aunque la historia no tenga mucho que ofrecer. Este film inglés suple sus carencias con estilo y se desarrolla sobre un ambiente convencional pero atrayente.

Dan Stevens en “The Guest” - sitgesfilmfestival.com

Dan Stevens en “The Guest” – sitgesfilmfestival.com

“The Midnight After” es… curiosa. Para empezar, le sobra media hora de metraje, por no hablar de que le falta además un final decente. Pero no podemos negar que ver a un grupo de asiáticos con personalidades tan diversas metidos en un autobús mientras fuera todo el mundo desaparece sin razón tiene su gancho. Y si añades algo de sangre, personas con máscaras de gas y actuaciones musicales, oye, es algo de admirar. También se le puede reconocer unos elementos fantásticos interesantes, relacionados con los saltos entre dimensiones paralelas. Ahora, fuera de toda esta satisfacción por ver algo tan friki, el film está plagado de goteras importantes, culminando en un final sin sentido y nada propenso a dejarte con buen sabor de boca. Por otro lado, está “La distancia”. Según declara su director, Sergio Caballero, en el diario del festival del domingo,  el hecho de que las películas tengan que hablar de algo le parece una auténtica pesadez. Bajo esta declaración, podemos entender el sentido de “La distancia”, un film extrañamente contado, sobre un robo pero que no lo es, que solo es una tapadera para esconder un relato sin estructura ni rumbo. Es arte por el arte. Caballero hace un cine poco convencional, y lo demuestra en detalles como que los personajes hablen por telepatía porque, dice, “no suelo trabajar con actores, sino con gente que me interesa por su físico o por su manera de moverse”. Peculiar sin duda este cineasta, codirector además del Festival Sónar, que trae a Sitges una propuesta artística que juega con la música y los silencios, pero que sobre todo juega con el público.

La española ‘Musarañas’ sorprende en el segundo día de festival (06/10/2014)

Escena de “Pos eso” - sitgesfilmfestival.com

Escena de “Pos eso” – sitgesfilmfestival.com

El primer sábado de la 47 edición del Festival de Sitges vio la presentación de varias películas de Sección Oficial, todas muy diferentes entre sí. Pero entre ellas brilló, sin lugar a dudas, “Musarañas”, primer film de Álex de la Iglesia como productor. 

“Musarañas” confirma que el cine español de terror está más vivo que nunca. Lo que parecía un baño de caras conocidas en un thriller de susto fácil ha resultado ser un film de brillantes toques cómicos en un ambiente lóbrego de la España antigua. Montse, una mujer con múltiples traumas causados por su padre, vive con su hermana, es extremadamente católica y totalmente incapaz de poner un pie fuera de su hogar. Pero todo cambia cuando un carismático Hugo Silva llama a la puerta pidiendo auxilio, revolucionando la aparente calma de la casa. Macarena Gómez interpreta a la “loca” de forma brillante, una actuación que bien merece reconocimiento, ya que incrementa considerablemente la calidad que el film ya tiene por sí mismo. La trama de “Musarañas” indaga en los sentimientos de las mujeres de la posguerra, y representa esas dos partes opuestas de la época: la que luchaba por avanzar hacia la modernidad y la que rezaba por mantener la costumbre. 

El primer sábado de la 47 edición del Festival de Sitges vio la presentación de varias películas de Sección Oficial, todas muy diferentes entre sí. Pero entre ellas brilló, sin lugar a dudas, “Musarañas”, primer film de Álex de la Iglesia como productor. 

Carolina Bang y Álex de la Iglesia en la rueda de prensa de “Musarañas” - Mireia Mullor. LaColumna.cat

Carolina Bang y Álex de la Iglesia en la rueda de prensa de “Musarañas” – Mireia Mullor. LaColumna.cat

Pero no cometamos el error de creer que el ambiente de la posguerra es el eje del relato. Teniendo a Álex de la Iglesia como productor, era de esperar que más bien este contexto fuera el blanco de las bromas y también de la crítica. También su estilo estaba latente en alguna escena, aunque sus directores,Esteban Roel y Juanfer Andrés, explican que si hay alguna similitud en el estilo es simplemente porque son “grandes fans del cine de Álex”. Lo que es innegable es que este tipo de thriller sangrientos con toques de comicidad es la especialidad del ex Presidente de la Academia del Cine Español.

“Una mentira puede ser más real que la vida misma”, declaraba el mismo Álex de la Iglesia durante la rueda de prensa de “Musarañas”. Y así es, la ficción no es más que una interpretación de la realidad, una evolución o una máscara, pero que esconde ese mensaje crítico y desprovisto de convencionalismos. “El fantástico es el más cine de todos los cines”, continuaba De la Iglesia, alegando que toda película nace de la fantasía. 

Pero no todo ha sido entusiasmo en este segundo día en Sitges. “Young ones” empezaba con gancho, un relato futurista en que el agua es un bien escaso, con una estética muy cercana al western clásico. Funcionaba, estaba claro. Incluso con división de capítulos. Pero la fuerza que conseguía en los primeros tramos de la película se va diluyendo entre la involución de la historia y el desinterés por los personajes. Si bien las actuaciones no tienen pega, es innegable que el film va perdiendo aceite hasta culminar en un finalprevisible y nada emocionante. Por otro lado, “Pos eso”, primer largometraje de ese genio del stop motion que es Sam, es una película curiosa, divertida y llena de referencias cinematográficasinsertadas de forma ingeniosa. Pero el ingenio no ha bastado para disimular una historia cogida con pinzas con un final para olvidar. Eso sí, las risas inundaron la sala en múltiples ocasiones, y el carisma de las voces de la película – Santiago Segura, Josema Yuste, Carlos Areces y los fallecidos Mariví Bilbao y Álex Angulo, entre otros – ayudaron a sobrellevar las locuras argumentales. 

‘REC4′ resucita en Sitges una saga que parecía obsoleta (05/10/2014)

El equipo de “REC4” durante la inauguración en el Retiro - Mireia Mullor. LaColumna.cat

El equipo de “REC4” durante la inauguración en el Retiro – Mireia Mullor. LaColumna.cat

La expectación por la película inaugural de la 47 edición del Festival de Sitges era especial este año. Un proyecto modesto sobre una reportera encerrada en un edificio infestado por un virus, y grabado cámara en mano como si ésta fuese un personaje más, revolucionó el festival de 2007. Siete años después de aquel comienzo vuelve la marca REC, vuelven Ángela y el virus, pero no vuelve la originalidad que caracterizó la primera película de la saga. Aun así, “REC4” supera a sus dos predecesoras directas y consagra una saga que parecía no tener más que ofrecer. 

Manuela Velasco regresa en el papel protagonista, más desatada que nunca. Tan desatada, que es casi incomprensible el desarrollo de su personaje en la película. Y es que si algo hay que decir de “REC4” es que es un film que entretiene, que satisface unas necesidades violentas – y sangrientas – del público entregado de Sitges, pero con un guion algo previsible e inexplicable al mismo tiempo. Sin embargo, la incorporación de nuevos personajes, en sintonía con los antiguos, y la rebuscada explicación sobre el origen del virus dan frescura a la saga. No faltan los gags cómicos, tan necesarios en el transcurro del film, y la ya clásica ineptitud de los protagonistas para elaborar planes y soluciones coherentes. No me entendáis mal, las tonterías que en este tipo de películas se puede llegar a hacer son el motor de su argumento, la chispa que enciende la lucha encarnizada por sobrevivir, y sentir la impotencia de no poderlos sermonear por su idiotez forma parte de la experiencia de verla. El encanto es a veces más fuerte que la racionalidad.  

Con todo, Balagueró consigue reavivar la llama de una temática que no había llegado a resurgir en España desde el éxito de la primera película. Esta transcurre dentro de un barco, quizás la próxima sea en un avión, pero lo que está claro es que en Sitges siempre tendrá un sitio de honor.

Mireia Mullor - LaColumna.cat

Mireia Mullor – LaColumna.cat

Mireia Mullor - LaColumna.cat

Mireia Mullor – LaColumna.cat

Mireia Mullor - LaColumna.cat

Mireia Mullor – LaColumna.cat

Mireia Mullor - LaColumna.cat

Mireia Mullor – LaColumna.cat

 

Podeu llegir més continguts sobre cinema independent i d’autor nacional i internacional al blog de la Mireia Mullor, “El Contraplano”
Redacció

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*