Inici / Esports / Tebas pidiendo la hora
Los horarios, cada vez más en tela de juicio. Fuente: bukaneros.org

Tebas pidiendo la hora

Sale Javier Tebas a hablar en un programa de la cadena COPE y dice que sí, que los horarios de la Liga van a cambiar. Lo primero que se te ocurre es alegrarte, pensar que por un momento la Liga va a recuperar atractivo, que no va a ser otra vez pasto de los múltiples espacios televisivos que no se pueden pisar unos a otros para que las cadenas de televisión saquen el máximo beneficio de la competición. Sale Tebas, ese señor al que todo el mundo le pita y le quiere ver fuera de la presidencia de la competición más importante de fútbol del estado y te cuenta con una especie de satisfacción en su discurso que van a cambiar los horarios: que el partido del sábado a las 18:00 va a pasar a las 18:15 y el del domingo a las 21:00 seguramente lo adelanten un poco.

Y se queda tan ancho, cómo si le hiciera bien al fútbol. El argumento es que “hay que contentar a los operadores ingleses” porque claro, además de las televisiones nacionales, las chinas con el partido del domingo a las 12, también hay que tener en cuenta a las inglesas, no vaya a ser que tengan que modificar sus emisiones. Quizás dentro de poco también veamos algún partido de madrugada, que el mercado americano lo agradecerá seguro. El planteamiento es irrisorio: gestionar el fútbol para los beneficios de grandes empresas antes que para los aficionados, que se dejan cantidades importantes de dinero en abonos y entradas para tener que acabar yendo a ver a su equipo en unas franjas horarias surrealistas.

Antes todo tenía más sentido, había algunos partidos dispersos por el fin de semana y los demás se concentraban el domingo a las 17:00. Las radios sacaban a relucir los carruseles deportivos y recibían audiencia a raudales con una fórmula que para cualquiera que le guste el fútbol era preciosa. Por no hablar de la bonita costumbre de ir al campo a ver a tu equipo y estar pendiente con el transistor de los resultados de 4 o 5 partidos más que afectaban directamente al devenir de tu clasificación. Es algo que no es imposible, de hecho, cada año en las dos últimas jornadas del campeonato se recupera este formato de horarios por aquello de la emoción. El problema es eso, que la tele no puede dar todos los partidos y saca menos rendimiento, por lo que si hay que poner un partido el lunes a las 22:00, el viernes a las 21:00 o a las 23:00 durante el fin de semana, pues se pone y si la gente se queja, te inventas cualquier cosa como que hace mucha calor.

Lo más curioso es que si expandirse internacionalmente es el motivo de la reconfiguración horaria, no se coloque a los equipos más grandes y con más estrellas en esas franjas. Que Barça o Madrid no pasen jamás por los viernes o los lunes, e incluso sólo 1 vez al año cada uno los domingos a las 12:00 da que sospechar que lo de sacar el máximo rendimiento a los ingresos televisivos es muy matizable. Con el debido respeto, dudo que un aficionado chino se enganche a la liga sólo por ver un Getafe-Levante.

Es lo mismo de siempre, el fútbol cada vez es menos de los aficionados, más de todo el mundo y menos de lo que se nutre, se vende a una exposición mediática que acaba por borrar la identidad y la afición esencial de cada club. Al final acabará habiendo más aficionados chinos del Athletic que bilbaínos. Tendremos que seguir escuchando a Tebas llenarse de orgullo cuando cada fin de semana se sigue escuchando en cada campo “Tebas, vete ya”.

Rubén Moreno
Deporte y música todo el día. Trasnochador. Estudiando periodismo en la UAB. Redactor de deportes y jefe de Twitter de La Columna.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*