Inici / Esports / Tour de Francia 2015: Un buen tour
Chris Froome dominó la carrera desde el inicio. Foto: Beardy McBeard

Tour de Francia 2015: Un buen tour

Un artículo de Jaume Palomar

El Tour de Francia 2015 finalizó el domingo pasado en los Campos Elíseos de París, como es habitual. 21 jornadas de ciclismo que llenan el mes de julio y las carreteras francesas. 21 tardes para no despegarse del televisor o para pegar una cabezadita a las 4 de la tarde, eso ya depende del grado de afición. 21 etapas que, en la edición de 2015, nos han dejado imágenes para el recuerdo.

En este Tour hemos visto como los de la general quisieron jugar desde el primer día con los abanicos y el viento. Pero para meteorología adversa, hemos visto uno de los pasos más calurosos que se recuerdan por los Pirineos, con los ciclistas derritiéndose en pleno esfuerzo a 34 grados en las cimas más altas. Eso sí que hacía tiempo que no lo veíamos. En los primeros días, también vimos a un catalán de 36 años ganar 2 etapones y ser protagonista después en casi cada jornada de montaña. Hemos visto a un maillot amarillo romperse 2 vértebras, levantarse y acabar los 60 kilómetros que restaban de etapa antes de abandonar la carrera, obligado por las fracturas.

Hemos visto como ese maillot amarillo pasaba más tarde a manos del gran protagonista del Tour 2015. Un británico nacido en Kenya que cogió el amarillo y ya no lo soltó, acompañado de un equipazo que daba miedo, con fieles escuderos que respondieron hasta el último día, cuando más humano parecía su líder. Hemos visto como todos sus rivales en la general fueron siempre a contracorriente después de la escabechina en forma de exhibición que provocó en La Pierre-Saint-Martin. El ganador de 2014 fue el primero en caer. Un tiburón herido que, sin nada que perder, de ahí en adelante deleitó al público con valientes ataques (subiendo y también bajando). Un tiburón herido que, por fin, se pudo quitar la espinita con una épica victoria de etapa en la Toussuire, ya en los Alpes. Otro de los grandes aspirantes que cayó de la lucha antes de lo previsto es un gran pistolero, pero llegó a Francia con la pólvora mojada. Había gastado todas sus balas en Italia, dos meses antes.

Y de entre los 4 mosqueteros falta el aspirante más joven. Un colombiano que fue de menos a más y que acabó pegando un buen susto al todopoderoso líder de la carrera. Ese pequeño colombiano de 1,67 que nos hizo levantar a todos del sofá durante las 21 curvas de Alpe d’Huez, un puerto que ha visto tantas hazañas y remontadas pero que decidió que éste no era el año. Aún así, sus rampas míticas nos mostraron la que sin duda ha sido la etapa más bonita de esta edición del Tour.

En esta edición, el calor elevó la exigencia de la carrera. Foto: Beardy McBeard

En esta edición, el calor elevó la exigencia de la carrera. Foto: Beardy McBeard

Y qué decir de la gente. Hemos visto como miles y miles de personas se echaban cada día a las calles para estar cerca de los ciclistas, y es que éste es uno de los únicos deportes en los que los aficionados tienen a sus ídolos a tocar. Siempre hay un 1% de cafres irrespetuosos con los deportistas, pero la mayoría de imágenes que nos dejan los corredores con el público formando pasillos humanos son de postal. A todos se nos ha puesto la piel de gallina al ver el paso por la famosa curva de los holandeses en Alpe d’Huez.

Hemos visto como los aficionados vibraban con el paso de los favoritos, pero también con el paso de los demás ciclistas. Un total de 198 empezaron, de los cuales 160 llegaron a París, que para muchos ya es un premio. Entre ellos, me gustaría destacar un nombre, Sébastien Chavanel, el último clasificado del Tour 2015, con 4 horas y 57 minutos de retraso respecto al ganador. Aún así, este ciclista francés ha completado los 3.361 kilómetros del recorrido completo en 89 horas y 43 minutos. Hagan sus cálculos, no está nada mal, y más con la dureza que ha tenido este Tour. A él también le hemos visto cruzar la meta de los Campos Elíseos.

Y, como cada año, hemos visto a Carlos de Andrés darnos una clase magistral de historia y geografía francesa, nunca falla. Y hemos visto como, junto con Perico, era capaz de llenar 4, 5 y hasta 6 horas seguidas de televisión hablando de ciclismo y explicándonos todo lo que pasaba en las carreteras del Tour desde el 4 hasta el 26 de julio.

En definitiva, hemos visto uno de los Tours más espectaculares y duros de los últimos años, que ha dejado mucha fatiga entre los corredores, como han reconocido los protagonistas. Hemos visto uno de los Tours más emocionantes y con más “pelea” de los últimos tiempos, cuando muchos anticipaban en los Pirineos que ya estaba todo resuelto y que lo que quedaba sería aburrido. Se equivocaban. Hemos visto un Tour que se ha decidido por 1 minuto y 12 segundos. Mira por donde, al final los abanicos de la 2ª etapa fueron más decisivos de lo previsto. Hemos visto como el Tour de Francia 2015 finalizaba. Pero nos ha dejado un buen sabor de boca porque, al fin y al cabo, ha sido un buen Tour.

Estudiant de periodisme. Normalment escric sobre esports, però també em fascina la història i la política, sobretot la més propera.

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*