Inici / Política / Estat / VOX HABLA (y punto final)

VOX HABLA (y punto final)

Un artículo de opinión de Samuel Rubin

VOX es un proyecto político para la renovación y el fortalecimiento de la vida democrática española. Así de prometedor empieza el manifiesto fundacional de la agrupación de ‘centro-derecha’. Una inquietante iniciativa que pretende ‘‘convertir España en un país de éxito’’, tal y como ha dicho su líder Vidal Quadras en la presentación del partido en Barcelona.

El partido, defensor de la ‘Nación Española indisoluble’, ha llegado a la ciudad condal esta tarde de la mano de Santiago Abascal, José Luis González Quirós, Alejo Vidal Quadras, Adriana Hernández y Clemente Polo en medio de un ambiente un tanto caldeado con cierto regusto a populismo y una pizca de demagogia.

El espectáculo ha tenido lugar en un hotel del barrio de Les Corts, donde unas 250 personas han llenado la pequeña sala de actos del edificio. Parecía que no había demasiada expectación, pues no había sillas suficientes para todos los asistentes y muchos han tenido que quedarse en los laterales del recinto.

Los ponentes desfilaron victoriosos entre los fieles del partido, mayoritariamente jubilados, mientras una canción ‘disco latino’ reventaba los altavoces del hotel. La escena es apoteósica, VOX parece estar celebrando una victoria electoral. Falta el confeti. Y es que gracias al nacimiento del partido, ‘‘ahora los nacionalistas lo tienen imposible’’ dice  el sociólogo, escritor y uno de los impulsores de este proyecto, Santiago Abascal. Eufórico y para despedirse de la ‘multitud’ congregada suelta un ‘¡Viva España!’, claramente correspondido por los asistentes que entonan el ‘¡Viva!’ al perfecto unísono.

El programa del partido no es ninguna sorpresa: reformar la ley electoral, defender y promocionar la ‘cultura de la vida’, defender el Estado de Derecho e impulsar la economía de mercado, la libre iniciativa y el pleno reconocimiento del derecho a la propiedad (capitalismo en su máximo esplendor, vaya).

Presentación VOX en Barcelona - Fuente: Diario Ara

Presentación VOX en Barcelona – Fuente: Diario Ara

VOX, bajo el umbral del polémico Vidal Quadras, dejó ir unas cuantas perlas durante su presentación: ‘‘Está muy bien esto de venir aquí y presentar un proyecto político con mis amigos y no tener que aguantar más…’’ (ha dicho sin concretar lo que aguantó).

Su discurso, largo, pesado y repetitivo, se ha visto marcado por el movimiento ‘secesionista catalán’. ‘‘Yo no fui a la política, a mi me llamaron. Me llamaron para defender el pluralismo interno de la sociedad catalana, las libertades individuales de una Cataluña fiel a si misma y no a una fantasmearía. Mucha gente atendió aquella llamada y lo hicimos con entusiasmo. Algunos son aquí y ahora ha llegado el momento de dejarnos de nostalgias. ¡Ha llegado el momento de hacer lo que no nos dejaron hacer, así pues ahora lo haremos!’’.

No obstante, también hubo otras intervenciones destacables como la de Adriana Hernàndez, ‘‘VOX es el mejor antídoto contra el independentismo catalán’’ y  ‘‘España no nos roba, CIU nos roba’’, han sido las opiniones de la joven abogada. A la chica se le ve muy entusiasmada de formar parte del partido de la gente, ‘‘que cuenta con el apoyo mayoritario de los catalanes’’. Se despide de los asistentes dando las gracias a sus familiares por estar ahí.

También se unió a la fiesta Clemente Polo que muy contundente afirmó: “la llamada cuestión catalana es ya el primer problema económico de España”. Así sin más, sin tener en cuenta el paro, los recortes sociales, el ataque constante al Estado del Bienestar, la miseria que viven las familias y la corrupción latente entre la clase política. Y es que VOX tiene muy claro que el sistema autonómico ‘‘aunque fue instaurado con buenas razones’’ ha sido un desastre para el país. ‘‘El nacionalismo ha utilizado todas las herramientas del Estado Autonómico’’, justifica Santiago Abascal, que también, así sin más dice que a él como ciudadano español ‘‘Cataluña le pertenece’’.

En definitiva, VOX habla, como dice su eslogan, pero no escucha, no dialoga, no entiende, no comprende, no quiere y no puede. Como dice mi compañera Iris Rodríguez, son los peligrosos salvadores de la patria. Los unos y los otros.

De todos modos el eslogan de VOX ya lo deja muy claro: Habla. Así con el punto final incluido. Que hablen, que griten, que hagan tanto ruido como puedan y que sea el pueblo, la gente y la sociedad la que decida que clase de ejercicios democráticos deben tener lugar en aquello que VOX define como el ‘sagrado Parlamento Español’.

Redacció

Deixa un comentari

La teva adreça de correu electrònic no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats *

*